martes, 7 de septiembre de 2021

Folclore paleontológico húngaro (1)

 por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Univ. de Lleida

Interpretaciones legendarias de varios tipos de fósiles y los correspondientes productos culturales populares derivados. En Ipolytarnóc, distrito de Losonc, condado de Nógrád. (1)


Introducción

De la historia del hallazgo de un enorme tronco fósil, en el barranco Borókás, en la localidad húngara de Ipolytarnóc, correspondiente a un ejemplar de pino prehistórico gigantesco, de la especie Pinuxylum tarnocziense, derribado durante el Mioceno, por la onda expansiva de una erupción volcánica que luego lo recubrió y enterró bajo una gruesa capa de cenizas volcánicas,  se trató en las dos entradas publicadas en 2017 (17 de agosto de 2017  y  24 de septiembre de 2017) y en 2018 (1 de marzo de 2018). Dedicadas a contextualizar histórica y geológicamente y a justificar paleontológicamente, la presencia de una figura arbórea con aspecto de "conífera navideña" en el escudo heráldico de la localidad húngara de Ipolytarnóc. También se trató sobre la historia de su estudio científico, su expolio destructivo masivo y sobre los intentos de conservación de sus restos, con poco éxito. También se presentó una leyenda popular que pretendía explicar la formación sobrenatural de aquel gigantesco tronco petrificado, pues se desconocía que todo fuera el resultado de una antigua erupción volcánica.

Representación didáctica de la erupción del Vesubio del año 79 d. C., en un grabado de George Julius Poulett Scrope, de 1822. Basada en la descripción que hizo de ella Plinio el Joven, en una carta dirigida a Tácito. Este tipo de erupciones reciben su nombre científico en honor a Plinio el Viejo, tío de Plinio el Joven, que falleció en dicha erupción, por haberse acercado demasiado al volcán para poder realizar observaciones muy detalladas. Esa misma erupción sepultó la ciudad de Pompeya.
Imagen: Wikipedia

En la entrada de hoy se presentarán dos leyendas etiológicas, populares, asociadas a dos tipos de fósiles inspiradores: el tronco gigantesco de pinoxilo y los abundantes dientes de tiburones. Además se presentarán algunas creencias irracionales y costumbres populares supersticiosas, vinculadas con ellos. Así mismo se dan a conocer algunos usos populares tradicionales, de tipo ordinario o extraordinario. Todo ello acompañado de su correspondiente contexto geológico.
En una próxima entrada se presentarán dos leyendas etiológicas, populares, asociadas con las huellas de pisadas de animales vertebrados, existentes en el lugar conocido como "el estanque petrificado"


El 
gigantesco tronco fósil de conífera (Pinuxylum tarnocziense) inspirador de folclore

Las observaciones empíricas sobre la constitución pétrea y la aparente naturaleza maderera y arbórea de aquel "puente natural" de 50 metros de largo y 3 metros de diámetro, surgido del interior del terreno, de gran utilidad al estar tendido sobre las violentas aguas del torrente Borókás lo que permitía utilizarlo para cruzar de lado a lado aquel barranco, contribuyeron a estimular la imaginación fantasiosa de algunas personas que pretendiendo explicar cómo pudo haberse formado aquel monumento natural. Pero careciendo de los conocimientos científicos necesarios, se vieron obligadas a recurrir a la imaginación fabulosa y a los mitos generales relacionados con la religión. De esta manera surgió una interpretación legendaria y la correspondiente leyenda popular que relataba que el origen de aquella obra estaba en un suceso sobrenatural mediado por una actuación diabólica o 
mágica.


Grabado antiguo, publicado en 1850, cerca de la época de su hallazgo científico y primeros estudios. En la parte inferior se ha representando el tronco petrificado del árbol gigante de Ipolytarnóc, en su entorno natural. Atravesado sobre el barranco del torrente de Borókás, con algunas personas situadas cerca del portentoso fósil. Dibujo original de  Marko Karoly, realizado hacia 1840. (Foto: Veronika Bokor ) 
Imagen: 5 minutos de geología: Parque Mioceno, Ipolytarnóc

Dice el relato popular:
"En cierta ocasión en que el Diablo (1) pasó por aquel solitario e inhóspito lugar, descubrió que, en uno de los lados del barranco, 
crecía un hermoso árbol de dimensiones gigantescas,  cuya enorme copa albergaba centenares de felices aves cantoras. Satán sintió envidia del enorme poder creador de Dios y de cómo lo alababan con sus cantos sus pequeñas criaturas aladas. Entonces el envidioso y malvado Diablo se enfureció tanto ante aquella hermosa grandiosa obra del Señor que tenía plantada delante de sus narices, que lleno de una ira incontenible y destructora, lo empujó hacia el torrente con sus propias manos, hasta que finalmente consiguió derribarlo. Al tocar el Diablo con sus diabólicas manos el tronco de aquel majestuoso árbol, toda la madera se fue convirtiendo en piedra, por eso cuando el tronco cayó y chocó contra el suelo, se rompió en dos grandes pedazos que quedaron atravesados sobre el barranco, casi alineados."

Inquietante ser antropomorfo y cornudo, visto a contraluz crepuscular, en un claro del bosque mientras atraviesa una zona forestal
Imagen: Sympathy for the Devil 

Parece ser que ese relato fantástico, contribuyó a que surgiera una creencia irracional sobre las supuestas virtudes del enorme tronco petrificado, acompañada de la correspondiente práctica supersticiosa. Pronto se convirtió en
 costumbre popular, entre la gente más fantasiosa y crédula de Ipolytarnóc y de las poblaciones de los alrededores que acudían a visitar aquel tronco petrificado para hacerle peticiones. El ritual consistía en tocar aquel tronco maravilloso, con la palma de la mano derecha, mientras se le pedía mentalmente el cumplimiento de un deseo. 
Según una absurda creencia popular, durante su transformación mágica en piedra, aquel tronco de árbol petrificado habría absorbido o quedado impregnado de una parte de la magia diabólica que antiguamente lo había transformado en piedra. Por efecto de tal magia atrapada en la materia del tronco petrificado, las personas buenas y de corazón puro, obtendrían el deseo que le habían solicitado, mientras que, por el contrario, las personas malvadas y de corazón corrompido, al practicar el mismo ritual, solamente conseguirían que su corazón se endureciera más aún y que se hiciera insensible al amor. Además, su egoísta petición se volvería en contra de sus malvados intereses.....

Secciones pulidas de troncos petrificados de árboles prehistóricos, hallados en el barranco Borókás y expuestas en el Parque Paleontológico de Ipolytarnóc. Arriba, a la derecha, la sección vertical de un tocón fósil, mostrando el veteado característico de la madera silicificada, y abajo, a la izquierda, la sección horizontal de un tronco, mostrando los anillos concéntricos de crecimiento anual. Fotografía original de Robert Németh
Imagen: Paleontological ehxibition site

En cuanto al uso que se le dio al material pétreo que constituía los 50 m. de tronco petrificado, compuesto por una rara piedra con un bonito color beige y un hermoso veteado claro-oscuro, fue doble. 
Por un lado los lapidarios de la región, pusieron sus apetencias en obtener grandes cantidades del raro material que constituía el tronco petrificado, por lo que el lugar se convirtió en una cantera, a la que acudían los obreros para extraer grandes fragmentos de aquella piedra tan rara y atractiva. El material extraído estaba destinado a elaborar unas muy novedosas, originales y apreciadas lápidas funerarias, con las que decorar las tumbas y mausoleos de gente adinerada. Como rara y apreciada piedra ornamental, también se le dieron otros usos, para el esculpido de detalles arquitectónicos, en espacios interiores.
Además, se recogieron incontables fragmentos con "fines científicos", para satisfacer la codicia de los coleccionistas particulares, de rarezas geológicas, o el interés divulgativo de museos de Historia Natural, europeos y no europeos.
El resultado de tan activo expolio fue que veinte años después de su descubrimiento para la ciencia y la sociedad (1836), a pesar de los esfuerzos por conservarlo como patrimonio nacional, por algunas personas cultas y poderosas, fue que de los 50 m. iniciales del tronco petrificadosolo quedaban 17 m. en forma de tres grandes porciones.


Los abundantes dientes fósiles de tiburón inspiradores de folclore

En el actual terreno de Ipolytarnóc, existen unas capas formadas por arenisca de tonalidad verdosa que proceden de la litificación de de la arena acumulada en el litoral costero prehistórico del mar Paratethys. Hace unos 20-23 millones de años, el oleaje marino fue acumulando algunos restos corporales de diversos tipos de animales marinos, después de muertos en aquel mar cálido y poco profundo. Estas areniscas manifiestan un característico color verdoso, debido a un alto contenido, 
de más del 5%, en un mineral verde llamado glauconita. Contiene dientes de tiburón en una concentración extraordinaria, por eso se les denomina "capas de areniscas con dientes de tiburón", pero también contienen algunos dientes de rayas, de delfines, de vacas marinas y de cocodrilos marinos, además de algunos huesos de algunos de los animales mencionados. En las "capas de dientes de tiburón", hasta la fecha, se han podido identificar 25 especies distintas de tiburones miocenos, de 8 géneros. 

Muestra de arenisca de la capa de dientes de tiburón, mostrando dientes de tiburón de varias especies y dos vertebras  de tiburón.
Imagen: Ipolytarnóc Guide@Hand

Los antiguos habitantes de la zona que se vieran obligados a transitar el abrupto terreno del barranco Borókás, con toda seguridad ya se habrían dado cuenta de la presencia de los dientes de tiburón, acumulados en el fondo de un antiguo mar poco profundo y cálido del Mioceno Inferior, que afloraban naturalmente en la superficie del terreno, al ir siendo desenterrados del interior de los flojos sedimentos costeros arenosos, por la erosión torrencial y pluvial. 
Con toda seguridad su brillo y forma debieron atraer su atención y luego estimular la imaginación de aquellos lugareños. 
Por su aguda forma triangular, se les llamaba “lengua de pájaro petrificada”, en húngaro: “megkövült madárnyelveknek”. ¿Porqué sucedía esto? 
En primer lugar, porque casualmente muchas clases de dientes de tiburón se asemejan vagamente a las lenguas de ciertas clases de aves. 

Detalle de la cara de un ave rapaz, con la boca entreabierta, mostrando su lengua, si pudiera verse completamente, incluida su base, podría verse que es vagamente parecida a algunos tipos de dientes de tiburón. 
En segundo lugar, porque estando Ipolytarnóc muy lejos del mar, difícilmente algún habitante del lugar habría visto nunca en toda su vida cómo eran los dientes de diversas clases de tiburón y, por lo tanto, ninguno de aquellos lugareños se podría imaginar que aquellos objetos pétreos, agudos, duros y relucientes, que aparecían en el suelo del barranco Borókás, pudieran ser dientes de tiburón. Además, obviamente, los habitante de Ipolytarnóc no podían saber ni imaginarse que 23 millones de años antes, había existido un mar en esta área, el antiguo mar del Paratethys, habitado por varias clases de tiburones. 

Esta curiosa denominación popular, no es única ni original, ni es exclusiva de Hungría, ya que también se ha usado en Alemania. Los habitantes de la región alemana de Mecklenburgo, entre otras varias denominaciones fantasiosas, llamaron a los dientes fósiles, de tiburón "Vogelzungen", es decir, “lenguas de pájaro” (Véase aquí)

Otra muestra de arenisca de la capa de dientes de tiburón, mostrando dientes de 
tiburón de varias especies y una vertebra y media de tiburón.
Imagen:
 
Aquella gente del medio rural, alejada de las ciudades y de los conocimientos modernos, lo desconocía todo sobre los fósiles.  Intentando encontrar una posible explicación para la presencia de aquellos extraños objetos puntiagudos, delgados, oscuros y relucientes, vieron una posible relación con aquella otra leyenda, antes expuesta, en la que se relataba la petrificación mágica de un gran árbol del bosque del barranco Borókás, por la intervención del Diablo... o de un mago malvado.

Cuando el Diablo (o el malvado mago) empezó a petrificar el enorme árbol para convertirlo totalmente en piedra, los pájaros cantores que reposaban en sus ramas, antes tranquilos y ruidosos, notaron el influjo maléfico y empezaron a revolotear asustados. Iban volando de aquí para allá, como enloquecidos, alertando con sus gritos a todo el mundo del terrible suceso. 
Para silenciarlos, el Diablo (o el mago) realizó un conjuro que convirtió las lenguas de aquellas aves en piedra, que inmediatamente cayó desde sus picos a tierra, mientras revoloteaban y sus lenguas de piedra se repartieron por toda aquella área. Después de aquel suceso, se produjo un gran silencio en el paisaje de aquel lugar, durante mucho tiempo reinó un silencio de muerte.

Bandada de pájaro volando, la leyenda popular se basa en dos hechos reales, la forma particular de la lengua de las aves y su comportamiento huidizo ante estimulos amenazantes.

Si suponemos que el Diablo (o el poderoso mago malvado) pudiera ser la personificación literaria del volcán, habríamos encontrado a quién tumbó el árbol gigantesco y luego lo preservó convirtiéndolo en piedra, la erupción volcánica, fue la que destruyó todo el hábitat prehistórico, desterrando la melodía del canto de las aves del nuevo paisaje creado por aquella desastrosa erupción volcánica.

Desde mediados del siglo XIX hasta finales de la década de 1950, era costumbre que, después de una fuerte lluvia, muchos niños y jóvenes de la localidad de Ipolytarnóc fueran hasta el arroyo Borókás, pues allí se podían encontrar muchas "lenguas de pájaro petrificadas". Como es lógico, aquellos jóvenes recolectores ignoraban completamente que aquellas misteriosas "lenguas de pájaro petrificadas", en realidad, eran dientes fósiles de tiburones del Mioceno. Iban en grupos de amigos, a buscarlos para recolectarlos y convertirlos en dinero, vendiéndolos en la estación local del ferrocarril. Los seleccionaban, limpiaban y clasificaban para luego ofrecerlos a los viajeros forasteros que pasaban por la estación de la localidad,  como objetos de recuerdo de aquel lugar. Les decían que aquellos extraños objetos puntiagudos, oscuros y relucientes eran antiguas lenguas de pájaro, petrificadas mágicamente en tiempos pasados. Denominadas en idioma húngaro:"megkövesedett madárnyelvet". Si algún comprador escéptico o reticente, ponía en duda tan extraña naturaleza para aquellos objetos, explicaban el correspondiente relato legendario, como justificación de su origen portentoso y de sus propiedades magicas. 

Antigua locomotora de vapor, en una estación de ferrocarril de inicios del siglo XX. Un escenario muy semejante al que utilizaban los muchachos de Ipolytarnóc para traficar con los viajeros, su recolecta de dientes fósiles de escualos miocenos.
Imagen; Heraldo

Según contaban algunas personas mayores que en su infancia habían participado en esta actividad comercial, los precios variaban en función del tamaño, rareza o buen estado de conservación de los ejemplares ofertados. 
El destino de aquellos fósiles era convertirse en amuletos portadores de buena suerte mágica, para los compradores ignorantes y crédulos o en objetos de recuerdo o coleccionismo para la gente culta. 
Parece ser que a partir de 1950 el gobierno húngaro prohibió esta práctica popular extractiva y comercial, con la finalidad de proteger y conservar el patrimonio paleontológico nacional, para reservarlo para su estudio científico y su futura musealización en un futuro parque natural paleontológico.

De esta manera, fue como Antal Koch, naturalista y profesor universitario en Budaest, descubrió casualmente la existencia de estos fósiles, en 1900, al parar su tren en la estación de Ipolytarnóc. Posteriormente, en un viaje de estudio, pudo conocer la ubicación y localizar su yacimiento, pudiendo excavar y recolectar numerosas muestras destinadas a estudiar aquellos dientes fósiles. Pudo descubrir y describir numerosas especies de tiburones fósiles, tras estudiar e identificar sus dientes. 
Antal Koch en un trabajo publicado en 1903 explicó que "en aproximadamente una hora de intenso trabajo, después de haber triturado y lavado aquella, arenisca de textura suelta y de grano grueso, quedaron retenidos en el tamiz, alrededor de un centenar de dientes fósiles"
En el trabajo mencionado, el profesor Antal Koch enumeró veinticinco especies de tiburones, pertenecientes a ocho géneros. Posteriormente se han seguido haciendo estudios en la zona y corrigiendo los errores de identificación cometidos por los primeros investigadores. Como el de asignar una especie distinta para cada tipo de diente, cuando en realidad, una misma especie de tiburón puede tener hasta tres tipos diferentes de dientes, adaptados a funciones específicas y distribuidos en distintas zonas de sus fauces.


Nota

(1) Existe otra versión, más moderna, en la que se dice que el responsable de la petrificación del gran árbol no fue el demonio, sino un malvado y poderoso brujo. Posiblemente se trate de una versión moderna, consistente en una adaptación laica de la vieja leyenda tradicional, realizada en la época comunista (ca. 1945-1950).


Continuará próximamente


domingo, 1 de agosto de 2021

Duodécimo Aniversario del blog

El pasado 1 de julio se cumplió el 12º aniversario de la aparición del blog GLOSSOPETRAE: 1 de julio de 2009 - 1 de julio de 2021

El pasado día 1 de julio de 2020, se alcanzaron los once años de vida y persistencia de una singular aventura personal de tipo cultural, iniciada con la publicación de este blog.  Inicialmente el proyecto consistía en ir informando, de forma regular, amena, rigurosa y gratuita, sobre todo tipo de hechos culturales relacionados con los resultados de las investigaciones aplicadas por la "Etnopaleontología", la "Paleontomitología" y la "Paleontología cultural" sobre la "paleontología popular" europea, antigua y reciente. Con la finalidad de mantener informadas, sobre estos temas, tan poco conocidos y divulgados, a todas aquellas personas interesadas en ellos. Se hacía con una doble finalidad, la primera era la de captar su interés hacia nuestro trabajo, la segunda finalidad era la de recibir sus comentarios. Se esperaba que tales aportaciones podrían ayudar a mejorar el contenido del blog y también los resultados de nuestro trabajo de investigación, al haber aportado pistas desconocidas por nosotros, tales como documentos, referencias bibliográficas o facilitar el contacto con informantes potenciales, depositarios de conocimientos o información valiosa.

La oscuridad del fondo de esta imagen, representa toda la negatividad ambiental causada por las condiciones impuestas por la pandemia de Covid 19. Ambiente negativo que desde marzo de 2020 hasta hoy ha condicionado negativamente y limitado enormemente casi todas las actividades de nuestra vida cotidiana, tanto a nivel individual como colectivo. 

Imagen: Modificada a partir de 

Posiblemente este año la celebración ha quedado bastante deslucida por los múltiples efectos negativos que ha ejercido la pandemia de Covid-19, sobre toda clase de  actividades de la vida cotidiana y reducido, a la mínima expresión las interrelaciones personales directas de tod@s nosotr@s, puesto que conseguir mantenerse a salvo del contagio del famosos coronavirus pasó a ser la principal de las preocupaciones humanas. 

Durante todas y cada una de las semanas y meses que han transcurrido y constituido el periodo de tiempo que incluye a los últimos 12 años de existencia, comunicación y funcionamiento de este estimado y esforzado blog GLOSSOPETRAE, hemos estado muy ocupados, buscando y recolectando en todo tipo de fuentes de información, toda aquella información interesante para nuestros propósitos. Información que tras ser analizada minuciosamente y valorada positivamente,  ha sido seleccionada y registrada. A continuación sería clasificada y asociada con la información disponible, acumulada en nuestra base de datos. Finalmente se redacta el informe correspondiente, a partir del cual se ofrecerá una versión adaptada de tipo divulgador a nuestr@s estimad@s l@s lectores/as, por medio de una o varias entradas del blog que se van elaborando y publicando, según disponibilidad de tiempo, de forma quincenal o mensual, en Internet, alcanzando por medio del funcionamiento libre y gratuito de este canal informativo, gestionado unipersonalmente, transferir la información ofrecida a personas interesadas de todo el Globo.

La heráldica paleontológica es otra muestra de las múltiples influencias del registro fósil sobre la cultura no científica de una comunidad humana. Se muestra el escudo del municipio de Seedorf, en el distrito de Rotenburg (Wümme), en el estado de la Baja Sajonia. en Alemania. 

En el blasón municipal diseñado en 1974, por medio de la figura de un animal de aspecto elefantino, se hacía alusión al hallazgo de los restos de un mamut lanudo, en el territorio de su nuevo término, ampliado con la agregación del término de la vecina localidad de Godenstedt, en cuyo territorio se había encontrado restos de un mamut durante la extracción de margas en una cantera de arcillas de Godenstedt. 

ImagenHraldry wiki

El ilusionado y compacto equipo multidisciplinar, unipersonal, que dirige y desarrolla el proyecto, manteniendo viva la actividad investigadora, sobre la que se sustenta este blog y también se ocupa de la actividad divulgadora que da vida al blog. El equipo multidisplinar, unipersonal ha seguido esforzándose tanto o más que el año precedente, pues las condiciones ambientales, bastante restrictivas, han acabado por resultar algo desmotivadoras o deprimentes. Pero a pesar de todo no se ha renunciado a cumplir el compromiso adquirido, día tras día, semana tras semana, mes tras mes se ha seguido buscando, seleccionando y recopilando información apropiada, con la que poder seguir dando a conocer todo tipo de aspectos paleontológicos relacionadas con determinados hechos sociales y culturales asociados a determinados restos fósiles, existentes en ciertas partes del territorio europeo. 

Un equipo de trabajo muy motivado, bien preparado, altamente coordinado y cohesionado, como es el nuestro, suele conducir los proyectos que desarrolla hacia el éxito. Pero en nuestro caso, nuestras aspiraciones de éxito son muy modestas y los resultados casi anónimos, por lo que nuestro éxito no es sinónimo de relumbrón personal ni de aprecio institucional ni académico y, por supuesto, sin ninguna clase de compensación económica. Nuestro mayor premio es la satisfacción personal de ir consiguiendo alcanzar los objetivos marcados, mensualmente, de una forma amena, efectiva y gratificante.
Imagen: Los Minions

Durante estos últimos 12 años de trabajo investigador, divulgador y comunicativo, mensualmente se ha ido volcando en la Red, a través de las correspondientes publicaciones de este blog, numerosas y variadas informaciones relacionadas con diversos aspectos socio-culturales de la "paleontología popular" del continente europeo. En unos casos es información reciente, de la sociedad de la época contemporánea, y en otros información antigua, de la sociedad de la época lejana. Unos son típicos del ámbito de estudio de la "etnopaleontolgía", otros del ámbito de la "paleontología cultural" o del ámbito de la "paleontomitología". Constituyen en conjunto un caudal de información selecta que se ofrece de manera gratuita y de libre acceso a cualquier visitante, incluidos l@s plagiari@s que piratean contenidos sin citar la fuente. Este blog ha ido poniendo de manifiesto la singularidad de determinados aspectos culturales que son propios de ciertos componentes del registro fósil europeo, con sus manifestaciones locales  características, constatadas en diferentes localidades, comarcas o regiones europeas y en ocasiones de determinados países no estrictamente europeos, pero que forman parte del ámbito geográfico y entorno cultural próximos a Europa.

La interacción entre lectores y autores, por medio de los canales disponibles en Internet, es muy necesaria, ya sea a través del correo electrónico o los comentarios en blogs y redes o foros sociales
Imagen:
 klickpages

Agradecemos sinceramente el interés demostrado por tod@s aquell@s visitantes que honran nuestro blog con sus visitas regulares, como lectores/as fieles. Realmente interesad@s en conocer el contenido de los temas que aquí se tratan y difunden a la sociedad. Estamos muy satisfechos por su amable consideración y generosa confianza en nuestro trabajo. Sin embargo echamos mucho de menos la posible interacción positiva con nuestr@s lectores/as, algun@s de l@s cuales, por el valor de sus conocimientos personales, podrían transformarse en valios@s informantes. 

Echamos en falta los comentarios fundamentados y bienintencionados o los mensajes de correo electrónico, con cuya información podrían ayudarnos a orientar nuestras investigaciones hacia ciertos lugares o aspectos que aún no han sido tratados y a mejorar sus resultados, ampliando ciertas áreas geográficas o profundizando determinados aspectos temáticos. 
Su colaboración informativa sería muy valiosa y muy útil, si quisieran aportarnos información veraz, interesante y poco conocida, o totalmente desconocida, relacionada con los aspecto socio-culturales de algunos tipos de fósiles que son propios de sus localidades o comarcas de origen.

Seguiremos trabajando duro e informando puntualmente


lunes, 12 de julio de 2021

El registro fósil en la heráldica municipal europea (35)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO,  Universitat de Lleida.

Blasones municipales, de algunas localidades europeas que se muestran orgullosas de su patrimonio paleontológico. (Continuación, parte trigésimoquinta).


Escudo municipal de Sant'Agata Fossili, en Alessandria (Italia)

Sant'Agata Fossili ( Sant'Àgata Fossili, en dialecto piamontés), es un pueblecito y municipio italiano que cuenta con 433 habitantes, forma parte de la provincia de Alessandria, en la región de Piamonte, en el norte de Italia, en la zona de las colinas de Tortona, en la subregión de los Preapeninos ligures-piamonteses. 
Se trata de una población formada inicialmente por unas pocas casas distribuidas alrededor de una capilla dedicada a santa Ágata, para librarse del vasallaje al poder feudal local. Posteriormente, cuando se convirtió en un núcleo habitado de tamaño considerable, tomó el nombre de la patrona de la iglesia como su nombre oficial. 
Históricamente, Sant'Agata siempre se mantuvo apartada del núcleo habitado más importante y próximo: Podigliano o Pugliano, localidad que evolucionó negativamente y que hoy día es una aldea que, desde hace algunos años, es un núcleo agregado al municipio vecino de Sant'Agata Fossili

Hasta el año 1871 este pueblecito piamontés se había llamado Sant'Agata, sin más, pero  debido a los muchos fósiles que eran encontrados en las tierras de labor circundantes, por los naturalistas forasteros que acudían a recolectarlos, su ayuntamiento se dio cuenta que aquella característica de la localidad era importante. Por este motivo decidió añadir al nombre anterior de la localidad, otro nombre específico que hacía referencia a la característica natural antes comentada: "dei Fossili", es decir, “de los Fósiles". 
El nuevo nombre de Sant'Agata dei Fossili pocos años más tarde acabaría por simplificarse, al suprimirse la palabra que hacía de nexo de unión entre el nombre antiguo y el nuevo: "dei", resultando el nombre actual de Sant'Agata Fossili.


Emblema municipal actual del municipio de Sant'Agata Fossili (Alessandria) otorgado oficialmente por el Presidente de la República, a propuesta del Primer Ministro, hecho que sucedió en el año 2014.
La creación del actual escudo municipal de este pueblecito piamontés, es un hecho muy reciente, pues el nuevo escudo cívico de la localidad se legalizó en el año 2014. Sustituyendo al emblema municipal anterior, en el que no se hacía ninguna referencia gráfica  al rico patrimonio paleontológico de la localidad en su heráldica.

De las varias y diversas figuras heráldicas que aparecen representadas en el actual escudo cívico municipal de Sant'Agata Fossili, solamente nos interesa destacar y explicar una de ellas. La que representa una concha piriforme de caracol, de color dorado, dispuesta verticalmente, con la embocadura en su parte inferior, situada sobre la muralla, entre las dos torres del castillo almenado, ambos elementos sobre fondo azul.

Como ya se ha comentado más arriba, la motivación municipal para representar una concha de caracol en el escudo municipal 
de Sant'Agata Fossili son obvias y están más que justificadas, cuando se conoce el contenido paleozoológico del registro fósil de esta localidad piamontesa. Entre los diferentes tipos de restos de organismos marinos que pueden hallarse fosilizados en diversos lugares de su territorio, destacan las conchas fósiles de diversos tipos de gasterópodos marinos, por sus formas y por ser muy abundantes.

Diversos tipos de conchas fósiles de gasterópodos marinos neógenos, muy semejantes a las que se pueden encontrar en los yacimientos existentes en los alrededores de Sant'Agata Fossili.
Imagen: Researchgate

En las margas de Sant'Agata Fossili se pueden observar algunas formaciones geológicas que van desde el Mioceno superior hasta el Plioceno inferior, y que pertenecen, geológicamente , a la denominada "Cuenca Terciaria Piamontesa". 
Siguiendo un itinerario geológico-paleontológico se puede ver la sección estratigráfica típica de la Formación de las Margas de Santa'Agata Fossili, la cual comprende capas de materiales sedimentarios que van desde el Tortoniano (Mioceno) hasta el Mesiniano (Mioceno), comenzando el itinerario en el pueblo de Sant'Agata Fossili, al pie del cual y siguiendo a lo largo del valle del río Mazzapiedi. Esos materiales están constituidos por margas gris-azuladas, en la parte inferior, localmente intercaladas con depósitos arenoso-conglomeráticos. En los diversos afloramientos margosos que se pueden encontrar a lo largo de esta sección tipo, así como en otros afloramientos existentes a lo largo del camino hacia las aldeas de Bavantore y Bavantorino, se puede ver que los antiguos sedimentos marinos contienen una abundante macrofauna fósil marina, constituida fundamentalmente por gasterópodos, bivalvos y corales individuales. 


Especies de gasterópodos fósiles identificadas en las margas del Mioceno superior (Tortoniano) de Sant'Agata Fossili

Después de consultar varios trabajos especializados, sobre estudios de la fauna de moluscos marinos gasterópodos fósiles, hallados en los materiales de la antigüedad apropiada y en las correspondientes localidades piamontesas, creemos que las especies de gasterópodos marinos fósiles que han sido identificadas en las margas del Mioceno superior (Tortoniano) de SantAgata Fossili, son las siguientes:

- Bonellitia bonellii 
- Bonellitia bonellii var. unicosticillata 
- Bonellitia bonellii var. laevicolligens 
- Brocchinia crassinodosa 
- Cancellaria intermedia
- Cancellaria serrata var. dertonensis 
- Sveltia uniangulata var. dertopercostulata.
- Sveltia tribulus var. junior 
- Sveltia intermedia var. afasciata 
- Sveltia varicosa var. dertosuturata 
- Scalptia intermedia
- Solatia doderleini 


Lo que no se ha podido averiguar, de momento, a pesar de las intensas búsquedas realizadas en Internet, es si la figura heráldica de naturaleza caracoleña está inspirada en el aspecto característico de la concha de algún género o especie de gasterópodo en particular. Personalmente opino que, por su aspecto general, parece estar inspirada en la morfología de una concha de la especie Brocchinia crassinodosa. 


Fuentes:

- Anónimo. SantAgata Fossili. Wiquipedia
- Anónimo. SantAgata Fossili. Emblemi dei Comuni. Araldica. Presidenza del Governo
Anónimo. Sant'Agata Fossili. Costante girardengo
Anónimo. Le marne di SantAgata Fossili. Storie di territori 25/10/2018
- Brunetti, M.; Forli, M. & Vecchi, G. (2006). La Famiglia Cancellariidae Gray J.E., 1853 nel Plio-Pleistocene mediterraneo. I generi Tribia Jousseaume, 1887 e Scalptia Jousseaume, 1887 con descrizione di due nuove specie Boll. Malacol., 42 (5-8): 39-57
- Brunetti, M.; Della Bella, G.; Forli, M. & Vecchi, G. (2/2009). La famiglia Cancellariidae Forbes & Hanley, 1851 (Gastropoda) nel Plio-Pleistocene italiano: i generi Bonellitia, Pseudobabylonella n. gen., Admete e Cancellicula Tabanelli, 2008, con descrizione di tre nuove specie. Boll. Malacol., 45: 55-81   
- Brunetti, M.; Della Bella, G.;  Forli, M. & Vecchi, G. (2/2011). La famiglia Cancellariidae Forbes & Hanley, 1851 nel PlioPleistocene italiano: note sui generi Bivetiella, Sveltia, Calcarata, Solatia, Trigonostoma e Brocchinia (Gastropoda). Boll. Malacol., 47: 85-130.

sábado, 1 de mayo de 2021

Márquetin, Enología y Paleontologia (15)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO.  Universitat de Lleida.


Registro fósil y comercialización vinícola, en la Europa extra-ibérica (Duodécima parte)

Vinos europeos relacionados con fósiles humanos (Cuarta parte)

I. Etiquetas vínicas, con representaciones gráficas del aspecto físico de "l'Homme de Tautavel"(Tercera parte)

Recapitulación

En la entrada anterior que se dedicó a este mismo tema, publicada el 1 de diciembre de 2019, se concluyó la publicación dedicada la difusión de la producción de etiquetas vínicas de inspiración paleoantropológica, asociadas a la figura de "l'Homme de Tautavel", producidas por la cooperativa vitivinícola "Les Maîtres Vignerons de Tautavel". Hoy se continua dando a conocer las etiquetas diseñadas para otra cooperativa vitivinícola, situada en una pequeña localidad muy próxima, Vingrau


Los vinos de la cooperativa vitivinícola "Vignerons de Vingrau", Vingrau (Francia)

Introducción 

Desde el año 2010, en que la cooperativa vitivinicola de los "Vignerons de Vingrau", se fusionó con la de los "Maîtres Vignerons de Tautavel", otra cooperativa de la comarca mucho mayor y más potente, ha pasado a formar parte de la misma. Como las normas de la cooperativa matriz permiten conservar un elevado grado de autonomía, esta cooperativa sigue conservando su propio nombre original, pero en segundo lugar y formando parte del binomio: "Vignerons de Tautavel-Vingrau". También ha conservado cierta independencia de criterio en cuestiones enológicas, en la elaboración de sus propios vinos. Además dispone de criterios propios para el diseño gráfico para las etiquetas de su producción vínica, según comentan ellos mismos en su página web.


"Cuvée spéciale: Musée Tautavel" 2009

Según informaban los propios productores, en una publicación promocional: "Hace 450.000 años, un grupo de HOMO ERECTUS, observó el valle que se extiende hasta los pies de la “Caune de l'Arago”, la cueva de los "Hombres de Tautavel". Hoy en día investigadores y visitantes, como hicieron sus antepasados ​​lejanos, observan este oasis vitivinícola, sobre un suelo arcilloso-calizo. 
Redescubra la magia de este lugar único con la degustación de esta añada especial "AOC Côtes du Roussillon Villages Tautavel" de la cosecha del 2009, con aromas de frutos rojos y muy ligeramente amaderados.

Aspecto de la etiqueta identificadora de las botellas de esta edición especial, denominada la “Cuvée Musée Tautavel” en las que predomina el color rojo muy vivo que les proporciona una gran vistosidad y visibilidad. En la parte superior aparece el rótulo: "Musée Tautavel", impreso sobre una silueta bicolor que corresponde al perfil esquemático del cráneo de "l'Homme de Tautavel".  Por debajo, a la derecha, está el texto: "Centre Européen de la Préhistoire". En la parte inferior derecha de la etiqueta, hay un dibujo relista representando el cráneo humano hallado en la cueva de la "Caune de l'Arago", en Tautavel, visto de perfil, debajo está la leyenda : "Homme de Tautavel 450.000 ans". 
Se lamenta no poder disponer de ninguna otra imagen de mayor calidad gráfica.
Imagen: Le Site Catalan

Como parte de nuestras acciones dedicadas a la promoción del enoturismo y fruto de una colaboración entre los Vignerons de Tautavel Vingrau y el Museo de Prehistoria de Tautavel, se ha decidido que una parte de las ganancias de la venta de estas botellas de vino, sea donada al Museo para la realización de su programa cultural.
Encontrará esta  cuvée especial en las bodegas de Vignerons de Tautavel -Vingrau en Tautavel, Vingrau y Perpignan, o por pedido por correo. Precio venta: 9 € por botella, IVA incluido"

Vitrina del Museo de Prehistoria de Tautavel, en cuyo interior que expone una replica exacta del llamado "cráneo del Hombre de Tautavel", 
hallado en 1971 en la cueva de "la Caune de l'Arago", en Tautavel. Fotografía de Maxppp - Michel Clementz
Imagen: France Bleu 



"Cuvée du 50éme. anniversaire" Fouilles 1964-2014

Con motivo de la celebración del 50 aniversario desde el inicio de las excavaciones y hallazgos en la cueva prehistórica de "la Caune de l'Arago". La cooperativa de Vingrau quiso sumarse al gran evento social y cultural que se estaba preparando para el año 2014, sacando una "cuvée special" de su vino, con su correspondiente etiqueta principal conmemorativa que identificaba con su diseño gráfico y texto, característicos.

Etiqueta principal de la edición conmemorativa de la celebración del 50º aniversario del inicio de las excavaciones arqueológicas en la caverna "Caune de l'Arago". En primer término, abajo a la derecha el supuesto aspecto del perfil del rostro de uno de los individuos de la especie humana que habitó la cueva hace unos cientos de miles de años. Como fondo, bastante difuminado, un paisaje prehistórico con cueva y dos personajes humanos secundarios.
En la franja de color vinoso de la parte inferior, un fragmento de silex tallado, usado como emblema de la cooperativa productora, cuyo nombre aparece a su derecha: Tautavel-Vingrau Vignerons

La cueva de "la Caune de l'Arago", refugio del Hombre de Tautavel, dominando el magnífico sitio de las gargantas fluviales de Gouleyrous, situadas entre los pueblos de Tautavel y Vingrau, es uno de los yacimientos prehistóricos más importantes del mundo, de Europa y de Francia.

En julio de 1971, el equipo del profesor Henry de Lumley descubrió después de 7 años de excavación metódica un cráneo de aspecto humano (la cara y una parte de la frente). Desde entonces, se han hallado más de 100 fósiles humanos más, muchos de los cuales se pueden ver expuestos en el Museo de Prehistoria de Tautavel.
Sus excavaciones nos han permitido comprender mejor la vida y el medio ambiente de nuestros antepasados, el Homo erectus, cuando habitaron en nuestro hermoso valle rico en historia.
Por los restos fósiles, hallados en la excavación de la cueva, hoy sabemos que cuando el hombre de Tautavel tenía una edad de unos 20 años, sólo medía 1,60 m. de altura y tenía todas las características primitivas de los primeros europeos: frente hundida, abultamiento de la frente por encima de las cuencas de los ojos, pómulos prominentes y mandíbula avanzada sin mentón. También se sabe que aún no dominaba completamente la producción del fuego, pues en el nivel arqueológico correspondiente, no hay restos de haber mantenido fogatas, pero sabemos que era un excelente cazador, por los muchos restos óseos de varias clases de animales que le sirvieron de alimento que aparecen en el nivel arqueológico correspondiente.
La "Caune de l'Arago" era un lugar privilegiado, por su posición elevada dominaba visualmente todo el territorio del valle, por la proximidad al agua de las gargantas de Gouleyrous, por esto fue una gruta frecuentada por los cazadores prehistóricos, en una época situada entre 690.000 y 300.000 años antes de nuestra era.

Los viticultores de la cooperativa vitivinícola de Tautavel-Vingrau, depositarios de un rico contexto cultural y de un valioso patrimonio histórico, le invitamos a compartirlo con nosotros participando en alguna de las variadas actividades culturales que se celebrarán en la localidad de Tautavel, desde el 14 de junio hasta el 22 de julio, de 2014. Con motivo de la asistencia a alguna de las citadas actividades culturales, organizadas en la localidad de Tautavel, los viticultores de la cooperativa de Tautavel-Vingrau, le invitamos a descubrir y saborear la "cuvée" especial elaborada para conmemorar el 50 aniversario del inicio de las excavaciones en la cueva prehistórica de "la Caune de l'Arago", durante una visita a nuestras bodegas.


Fuentes

- Anónimo (2010). Cuvée Homme de Tautavel et Cuvée Astronomie. Musée de Préhistoire de Tautavel. Le Site Catalan
- Anónimo (2010). Cuvée de l'Homme et Cuvée des Etoiles. Musée de Préhistoire de Tautavel
- Anónimo (2014). 50eme anniversaire du chantier de fouille de la caune de l'Arago.  Vignerons de Tautavel Vingrau.

sábado, 3 de abril de 2021

Folclore paleontológico italiano (15)

Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida

Interpretaciones, creencias, relatos legendarios y usos populares de algunos fósiles en las regiones alpinas y pre-alpinas italianas (4)

Determinadas secciones de las pseudoconchas y los moldes internos y externos de ciertos bivalvos megalodóntidos, fueron los fósiles que en la antigüedad hicieron volar la imaginación de los montañeses del norte de Italia (4)

Marcas de pisadas de vaca, de buey, de asno, de caballo, de mula, de cabra, de ciervo y también de Jesús, de la Virgen y del diablo, sobre las rocas triásicas de los Alpes y Prealpes italianos (IV)

Megalodóntidos triásicos, interpretaciones fabulosas y relatos etiológicos, en el norte de Italia (3)

Leyendas etio-paleontológicas de la región de Lombardía (3)


Interpretaciones fabulosas y relatos legendarios en algunas localidades de la prov. de Bérgamo, Reg. de Lombardía (1)

Recapitulación

Se prosigue con la presentación de algunos relatos populares generados en localidades de la provincia lombarda de Bérgamo con los que se pretendía reflejar, con finalidad didáctica, ciertos sucesos sobrenaturales, supuestamente verídicos, protagonizados por personajes míticos y por humanos inventados. Desde el punto de vista histórico y científico, todos aquellos relatos eran totalmente imaginarios, pura ficción, productos de la creatividad literaria popular, de tipo legendarios, pues la trama ficticia para ganar verosimilitud incorpora ciertos elementos reales, localizados geográficamente y fácilmente visibles. 
En todos los casos, las verdaderas protagonistas eran unas marcas o señales testimoniales, probatorias del supuesto suceso histórico. Se trataba de unas curiosas figuras, existentes y muy visibles en la superficie de determinadas rocas, cuya forma peculiar permitía identificar al personaje autor del prodigio o causante de tales marcas y asegurar que, ciertamente, estuvo allí. La interpretación mítica de tales figuras pétreas, daría origen a una explicación justificadora, de naturaleza prodigiosa, que quedaría recogida en la memoria colectiva y transmitida a la siguiente generación por medio de una narración ejemplarizante, creada con una finalidad de tipo moralizador, en defensa de "las buenas costumbres tradicionales y mayoritarias".


Las huellas dejadas sobre determinadas rocas bergamascas por el Diablo, un mujeriego impenitente, hábil seductor de jovencitas y excelente bailador

Existen varios lugares en la provincia de Bérgamo en los que la interpretación de las figuras con aspecto de pezuña bovina, visibles en la superficie de las rocas, no sólo se asociaron con el Diablo, sino también con el baile, al considerarlo un invento de satanás, ideado para seducir a las mujeres jóvenes y apartarlas del camino correcto. Las narraciones halladas despiden un intenso olor a prejuicios patriarcales, clericales y machistas y deben ser una pequeña muestra de otras muchas del mismo tipo.

La primera de las leyendas diabólicas que se presentan, aún aparecía recogida, en letra impresa, en un libro que se publicó en 194o y, por entonces, aún se podían contemplar las marcas dejadas por los pies del diablo y la gran roca rectangular, plana, que las contenía impresas. Situados ambos testimonios diabólicos, por entonces, junto al camino carretero que unía las localidades de Aviatico y Costa Serina, en la zona montañosa denominada la Val Serina. Desgraciadamente para la credibilidad de la leyenda, a principios de la década de 1950, el viejo camino se modernizó y se transformó en carretera y cuando se construyó el nuevo ramal de carretera que va desde Aviatico hasta la pequeña aldea de Trafficanti [núcleo agregado de Costa Serina], aquella roca que contenía las legendarias marcas diabólica, testimonio de la vieja narración, desapareció para siempre. 
Antes de su desaparición, cuando las viejas lugareñas transitaban aquel camino carretero y pasaban por aquel diabólico lugar, procuraban protegerse de la posible influencia demoniaca haciendo la señal de la cruz. Cuando las que pasaban por aquel lugar, eran las madres de muchacha en edad de cortejar, no se olvidaban de señalarles aquellas huellas diabólicas y de recordarles la historia, especialmente si las muchachas estaban inclinadas a coquetear. Con la pretensión de protegerlas, para que llegado el momento, pudieran protegerse de los pecados de la vanidad y de la desobediencia.
La leyenda dice así:

«Aquellos que caminan por el sinuoso sendero de mulas que serpentea entre las localidades de Aviatico y Costa Serina, si miran cuidadosamente al lado del camino, en cierto punto encuentran una gran piedra plana y rectangular, en la cual son visibles las huellas características de dos pies bovinos y la forma de una de aquellas lámparas metálicas de aceite [candil], utilizadas en los pueblos de montaña, cuando aún no les llegaba la electricidad. 

Aspecto de las supuestas huellas de las pisadas del Diablo, dejadas impresas en la roca, al pasar por aquel lugar. A donde habría acudido para realizar alguna fechoría relacionada con los habitantes de aquella localidad. Fotografía de Galdino Rota.

Antiguamente, entre las buenas familias más respetables de la zona prealpina, el baile era una diversión mucho más condenada y denostada de lo que lo es hoy día. Una joven frívola y caprichosa de la localidad de Trafficanti, pero a pesar de la estricta prohibición de los padres, algunas tardes de domingo, había encontrado la manera de escabullirse e ir hasta Aviatico, para bailar en cierta taberna de mala fama. 
Un atardecer de domingo, después del baile, al regresar a casa fue acompañada por un joven compañero de baile desconocido para ella. Cuando llegaron a una gran roca plana y rectangular, semejante a un podio, después de haber dejado encima la lámpara de aceite que traía con él para iluminar el camino, el acompañante invitó a la muchacha a realizar un último baile, encima de aquella piedra

Una imagen atemorizante de película 'La bella y la bestia' que podría servir, perfectamente, para recordar a la pareja de personajes danzantes, protagonistas de la leyenda etiológica bergamasca. Una narración fabulosa que servía para interpretar y justificaban la presencia de las inexplicables figuras, con apariencia de huellas bobinas, visibles en una roca.
Imagen: Disney.

La muchacha accedió y subió, pero después de dar los primeros pasos de baile notó que el aspecto de su acompañante había cambiado mucho, ahora tenía cuernos y pies bovinos. Al mirarlo a la cara, ahora vio que tenía una apariencia horrible, entonces comprendió que estaba bailando con el demonio. En ese momento, súbitamente, la piedra se abrió por la mitad, como una trampa y el orificio formado se tragó a la bailarina y su danzante infernal hacia el infierno. Todo fue tan rápido que la desgraciada muchacha no tuvo tiempo ni siquiera de emitir un grito de horror.

De hecho, en esa zona, no es raro encontrar a lo largo de los senderos de la montaña algunas grandes piedras en las que se pueden ver unas marcas curiosas por que tienen la forma de grandes huellas dejadas por pezuñas bovinas, que parecen estar excavadas en la superficie de piedra. Estas figuras extrañas o inquietantes, no son más que los restos fósiles de unas grandes conchas bivalvas de moluscos marinos triásicos, conocidas con el nombre de "conchodones" [Conchodon o Conchodus]. Las enormes rocas muestran el negativo de estas conchas [molde externo], que por su forma recuerdan las grandes huellas dejadas por las pisadas bovinas... o diabólicas. 

Esta leyenda y los comentarios adjuntos están tomados del libro de Carlo Traini titulado "Storie e leggende bergamasche", publicado en 1940. En el año 1977 fue reeditado de nuevo por “Il Conventino”.


La segunda de las leyendas diabólicas es casi totalmente idéntica a la anterior, el mismo tipo de marcas bovinas, unos personajes de idéntico tipo y la misma trama narrativa, la única diferencia remarcable es el cambio de localización geográfica del escenario. En este caso, los hechos y los personajes se sitúan en la Val Brembana, muy próxima a la anterior y la gran piedra con las huellas de los pies del Diablo, tambien se hallaba situada junto al camino que conducía desde la localidad de Brembilla hasta la de Gerosa, en un lugar en que había una gran curva.

La tercera de las leyendas diabólicas procede de otra zona también muy cercana a las dos anteriores, situada en el territorio adyacentes a la localidad de Zogno, en ua zona que antiguamente fue conocida como la "Val Pagana", nombre que nos devuelve el recuerdo de antiguas creencias y prácticas inquietantes y misteriosas, durante la Alta Edad Media, entre la población resistente a la cristianización de las zonas urbanas y costeras. 
En esta área, entre los municipios actuales de Algua, Costa Serina, Bracca y Miragolo, se encuentra una roca que presenta unas marcas extrañas poseedoras de una curiosa forma, son llamadas las “Pisadas del Diablo” ("le Peste del Diavolo"). Esa roca está situada en el borde de un precipicio, que se abre sobre un oscuro, lóbrego y profundo barranco, ocupado por una densa vegetación boscosa de aspecto  impenetrable. Se abre como una grieta del terreno, en medio del bosque, que condujese hacia el infierno. Se trata de un lugar solitario, sugerente y pavoroso, sobre un cañón rocoso situado en el término de la localidad de Poss Castello, entre Miragolo y Zogno y que si se desciende por él conduce hacia Val Pagana. 
Las supuestas huellas bovinas, dejadas por el paso del Diablo, se asocian a la siguiente narración:

«En un lugar situado entre las localidades de Miragolo y Perello, vivía una familia que tenía una única hija, una hermosa muchacha, caprichosa y malcriada que pasaba la mayor parte de su tiempo libre dedicándose a practicar los bailes más extraños y, a veces, a asistir a reuniones nocturnas en las que las danzas debían ser del tipo más salvajes, por el estado en que ella regresa a casa de madrugada. 
Sus padres y hermanos, temerosos de las malas influencias causadas por las malas compañías con quienes debía reunía reunirse, intentaban persuadirla para que se apartara de aquellas personas y dejase de reunirse con ellas, en el boque. Los padres pretendían detener la conducta impropia de su hija, obstaculizando sus salidas nocturnas de la casa familiar, mediante sus razonamientos, sus consejos o sus lágrimas y sus peticiones de buen juicio y los hermanos menores mediante la fuerza física. Pero ella era más astuta y siempre conseguía escaparse de casa, sin ser descubierta, sin hacer ningún caso de las recomendaciones de sus padres. 

Xilografía antigua representando brujos y brujas bailando con demonios, durante una celebración nocturna del Sabbat
En varias ocasiones, su padre había tratado de seguirla a escondidas para saber a dónde iba y con quién se reunía para bailar, pero siempre sucedía lo mismo, después de un trecho de camino, de repente, la muchacha desaparecía en medio del denso bosque, sin dejar ni rastro. 
Cierta tarde, el padre exasperado por el mal comportamiento incorregible de su hija y las lágrimas de la madre angustiada por la posibilidad de verla partir, una vez más hacia el bosque, para asistir a otra noche más de danzas alocadas, decidieron tomar medidas drásticas. El padre y los hermanos la llevaron al sótano, a la fuerza, y la ataron fuertemente a la pata de una grande y pesada mesa que allí había. Luego, bloquearon de manera impenetrable, la puerta y la ventana de aquella habitación, para que nadie pudiera entrar o salir de allí. 
A la medianoche oyeron, unos ruidos espantosos y unas risas escalofriantes que provenían de fuera de la casa. Todos quedaron como petrificados y atemorizados en sus camas, en el interior de la casa, sin tener el coraje suficiente para levantarse y salir fuera para ver qué estaba pasando. Cuando se rehicieron y se atrevieron a asomarse a la ventana, ocultos detrás de las persianas, vieron a un joven misterioso, alto y guapo, que estaba abriendo a golpes, la ventana del sótano, sin ninguna dificultad. Luego vieron cómo aquel desconocido penetraba en el sótano y cómo, una vez que la muchacha estuvo liberada por aquel joven, ambos huían a toda prisa en dirección al bosque. Pero después de haber dado unos cuantos pasos, mientras la muchacha lo abrazaba cariñosamente, el joven se volvió hacia la casa para verificar si alguien de la familia los iba siguiendo. 

Una imagen del musical 'La bella y la bestia' que muestra a "la bestia" abrazando a la bella muchacha" y que podría servir perfectamente para recordar a la pareja de personajes danzantes, protagonistas de la leyenda etiológica bergamasca. 
Imagen: Revista Godot

Los atemorizados familiares de la muchacha fugada, que se habían quedado como petrificados, en las ventanas, pudieron notar la aterradora transformación que había ocurrido en el aspecto de aquel joven desconocido. Los ojos se habían dilatado convirtiéndose en dos grandes círculos en llamas, en la cabeza le habían surgido dos pequeños cuernos puntiagudos y todo su cuerpo estaba completamente cubierto de un pelo largo y leonado. ¡Era el Diablo! 

El padre y los hermanos de la muchacha, se armaron de valor y salieron corriendo de la casa, en un intento desesperado de ayudar a su ser querido, pero el diablo huyó corriendo, mucho más rápido, mientras mantenía a su presa levantada, sin tocar el suelo. La muchacha también se había dado cuenta de la horrible naturaleza de su compañero de bailes y comenzó a gritar, pidiendo ayuda y tratando de liberarse de aquel férre abrazo que, de repente, se había vuelto mortífero.  
Después de algunos pocos pasos más, el Diablo alcanzó corriendo el borde del acantilado que se abre bajo el santuario de Perello y saltó. En el fondo del barranco se abrió un abismo flameante por el que la infernal criatura entró, llevándose a la desafortunada muchacha. 

Aspecto de las supuestas huellas de las pisadas del Diablo, dejadas por su paso por aquel lugar, para realizar alguna fechoría en la localidad. Fotografía de Galdino Rota.
Hoy aún se pueden ver, al borde del precipicio, unas grandes huellas de aspecto bovino impresas en la roca, dejadas por el Diablo en el momento de tomar impulso, antes de saltar al abismo»

Esta segunda leyenda, 
en varios aspectos resulta muy similar a la anterior y está tomada del libro titulado “Storie e leggende della Bergamasca” de Wanda Taufer y Tarcisio Bottani, publicada por Editore Ferrari, en Clusone, en 2001.


Las huellas de los pies de la Madonna de Sommaprada 

En la época del s. XVI en que sucedió el prodigio milagroso, los bosques de los alrededores estaban infestados de bandoleros y en el lugar de Sommaprada, donde ahora está la iglesia, solo había una pequeña capilla dedicada a la Madonna, junto a ella había un retén militar para defender el camino y mantener a raya a los bandoleros y una zona de servicio para los viajeros, mayoritariamente, arrieros y carreteros que querían descansar o pasar la noche, junto con su carga y sus animales. Una de las narraciones dice así: 

"Todo sucedió la aterradora noche del 2 de julio de 1533, cuando algunos carreteros que transportaban cargas de madera o de mineral de hierro, procedentes del Valle Scalve hasta el Valle Seriana Inferior estaba a punto de alcanzar la zona de descanso, muy cerca del lugar donde ahora se levanta la capilla de la "Madonna dei Viandanti", en el término de Rovetta. De repente vieron que estaban rodeados por un grupo de temibles criminales armados, se dieron cuenta que un grupo de salteadores de caminos le habían preparado una emboscada, cuando creían que ya estaban a salvo, viendo  que no tenían escapatoria. 
En ese momento terrible, los pobres carreteros indefensos y aterrados, no tuvieron más remedio que invocar la ayuda de la santísima Virgen María, 
De repente, apareció un grandísimo resplandor que procedía de la capillita de la Madonna. Al ver este prodigio, cegados por aquella potente luz y viendo que los soldados del destacamento militar habían sido alertados, los malvados asaltantes huyeron despavoridos y a toda velocidad. Aquel enorme resplandor que surgía de la pequeña capilla se mantuvo durante varios días y noches. La Virgen se apareció a la concurrencia y pidió ser venerada en aquel lugar donde repartiría gracias a todos los que se las pidiesen"

Giambattista Busetti cuenta el episodio en el volumen dedicado a los santuarios marianos del área de Bérgamo. El evento prodigioso relatado por Busetti, fue un suceso que contribuyó a difundir, nutrir y reforzar la devoción mariana a la patrona de aquella pequeña capilla, especialmente entre la población de las dos localidades más próximas al santuario: las de Clusone y Rovetta. Y muy en particular entre los habitantes de Rovetta, la más vinculada al primitivo santuario denominado, a partir del milagro, de la "Madonna dei Viandanti" y que más tarde, después de construir la primitiva iglesia que lo sustituyó, fue denominada de la "Madonna delle Grazie" que es la patrona del actual "Santuario della Vergine di Sommaprada". 
El primer santuario se construyó en 1544. para conmemorar el milagro sucedido el 2 de julio de 1533, pero en 1623 se produjo un corrimiento de tierras en la ladera del monte Bielù que destruyó casi completamente el santuario primitivo que tuvo que ser reconstruido.

Hoy día, en el barrio de Conca Verde, a poca distancia del centro de la localidad de Rovetta, en el lugar de antaño ocupaba la antigua pequeña capilla, hay una pqueña iglesia que es el actual santuario mariano. En el interior de este pequeño templo se conservan antiguos frescos y numerosos exvotos depositados por los devotos agradecidos a los favores recibidos de la Virgen. 
Pero el visitante devoto de la "Madoninna" o el turista curioso, no pueden dejar escapar la oportunidad de visitar una pieza singular que se guarda en la oscura y pequeña cripta, bajo el presbiterio de aquella pequeña iglesia. Allí se expone a la veneración y admiración pública, una gran losa de piedra, protegida por un gran cristal, en la piedra se pueden ver dos figuras semejantes a las plantas del pie humano que aparecen en relieve negativo, sobre la superficie plana de aquella losa de piedra. Esas dos marcas, según la tradición religiosa local, son las huellas dejadas por las pies de la santísima Virgen María ("I piedi della Madonna") que quedaron impresas, milagrosamente, sobre la superficie de la roca sobre la que descendió,  cuando bajó del cielo para acudir en auxilio de unos carreteros devotos que le pidieron ayuda, cuando fuero asaltados por unos bandidos. 

A falta de cualquier imagen de "los pies de la Madonna" de Sommaparada y solo cómo simple ilustración con la que hacerse una idea aproximada, se muestra una imagen sustitutoria. Las marcas que se ven en la fotografía son las supuestas pisadas dejadas por los pies de santa Cristina mártir, expuestas a la veneración en la Basílica de Santa Cristina, cerca de Bolsena (Italia)
El visitante escéptico, con mentalidad naturalistica y el ojo entrenado en la interpretación de las marcas fósiles, en este caso particular de aquellos relacionadas con los "conchodones" triásicos, rápidamente se dará cuenta de que esas figuras sagradas, no son el producto de un milagro celestial, sino más bien de la conjunción del arte y de la naturaleza, ya que muy  posiblemente se trate de una mixtificación. No se sabe quién pudo ser el hábil escultor de este sugerente testimonio pétreo, pero muy posiblemente no fue exclusivamente la naturaleza. Con mucha probabilidad se ha obtenido a partir de unas marcas naturales derivadas de las conchas de unos grandes bivalvos triásicos, llamados conchodones, muy bien seleccionadas, para causar el efecto deseado en el observador crédulo o ignorante, que luego debieron ser hábilmente retocadas. Pero los fieles devotos, amantes de la "Madonna delle Grazie" y respetuosos de la tradición ancestral de la religiosidad popular, nunca pusieron en duda la autenticidad milagrosa de aquella reliquia pétrea.
 

Dos reflexiones personales, para acabar

La primera reflexión es de tipo geológico. Dado que las rocas "marcadas" se presentan como rocas únicas y muy singulares, parece evidente que por su aspecto no se asemejaban a las rocas del contexto geológico. Esto nos hace pensar que, tal vez, podría tratarse de "bloques erráticos". Se trataría de grandes fragmentos de piedra arrastrados o transportados lejos de su lugar de origen, por la masa de hielo de los glaciares alpinos cuaternarios, luego depositados a cierta distancia y a menor altitud. Se trataría de bloques de caliza dolomítica o de dolomía "de conchodon", denominación usada para indicar el alto contenido de esta clase de fósiles, de este tipo de rocas. Se trata de rocas sedimentarias calizas depositadas en el fondo de cuencas marinas, durante el Rhaetiense o Raetiano, una división de la escala temporal geológica, a finales del Triásico Superior, hace unos 200 millones de años.

La segunda reflexión es de tipo mitológico.  Se ha dicho hoy, y también cuando se presentó este tema, que la cristianización a fondo de la población, fue mucho más tardía en las zonas montañosas que en las zonas costeras, las llanuras interiores y las capitales provinciales o las grandes ciudades, debido a las mejores vías de comunicación y menores dificultades geográficas. Debido a estas circunstancias, el paganismo se mantuvo vigente mucho más tiempo en las zonas prealpinas y alpinas, llegando incluso a mantenerse de manera residual durante la Edad Media. 
La Iglesia cristiana, reforzada por el poder de los gobernantes, identificaría a las viejas divinidades de la antigua religión, con diversos tipos de demonios o con el Diablo y asociaría sus antiguas costumbres religiosas y prácticas rituales con la brujería malévola o satánica. Dando inicio a su persecución, eliminación violenta y sustitución forzosa. 
En un territorio boscosos, como es el del norte montañosos de Italia, o el de Bérgamo, no sería nada extraño que el paganismo precristiano, ya hubiese asociado aquellas mismas "marcas bobinas", cervinas, caprinas, porcinas, equinas, etc., con algunas de sus numerosas divinidades zoomórficas, híbridas o que eventualmente podían transformarse en ciertas clase de animales ungulados, transformismo usado para esconderse de intrusos o perseguidores, fuesen humanos o otras divinidades. Como por ej. Epona, (yegua), Diana (cierva), Fauno (mitad inferior de cabrón), etc.


Fuentes

- Anónimo. Quelle strane orme bovine. Leggende della Valle Brembana
- Anónimo (2019). Le impronte nella roccia. Le diaboliche danze in Val Serina. Storie e leggende delle nostre valli. Prima Bergamo, 11/05/2019 
- Anónimo (2015). Santuario de la Madonna delle Grazie <Conca Verde, Rovetta>.  Le chiese delle Diocesi italiane, 14/09/2015
- Anónimo. Descrizione del territorio della zona della Madonnina all'epoca del Miracolo. Comune di Rovetta
- Corna, Angelo . "Le diaboliche danze in Val Serina". Miti e leggende orobiche
- Pianetti, Denis (2008). Il diavolo e l'inferno nella toponomastica e nella tradizione popolare brembana. Centro Storico Culturale della Val Brembana. Quaderni Brembani 6 (pp. 88-96) 
- Roncalli, Emanuele (2014). Quelle impronte misteriose dei diavoli e della Madonna. L’Ecco di Bergamo, 15/07/2014 

- Rota, Andrea (2014). "Monte Castello – Miragolo S. Marco: Diario delle salite".  Diario delle salite. 10-01-2014
- Stoppani, Antonio (1859). Rivista geologica della Lombardia in rapporto colla Carta geologica di questo paese pubblicata dal cavaliere F. de Hauer. Atti della Società italiana di scienze naturali. Vol. I: 1855-1859. Tipi Giuseppe Bernardoni. Milano 
- Trabucchi, Mirko. Impronte diaboliche ad Aviatico. Terra orobica.