lunes, 14 de noviembre de 2022

Folclore paleontológico italiano (17)

Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida

Interpretaciones, creencias, relatos legendarios y usos populares de algunos fósiles en las regiones alpinas y pre-alpinas italianas (7)

Determinadas secciones de las pseudoconchas y los moldes internos y externos de ciertos bivalvos megalodóntidos, fueron los fósiles que en la antigüedad hicieron volar la imaginación de los montañeses del norte de Italia (7)

Marcas de pisadas de vaca, de buey, de asno, de caballo, de mula, de cabra, de ciervo y también de Jesús, de la Virgen y del diablo, sobre las rocas triásicas de los Alpes y Prealpes italianos (VII)


Megalodóntidos triásicos, interpretaciones fabulosas y relatos etiológicos, en el norte de Italia (5)


Introducción

Los restos fosilizados de los grandes moluscos lamelibranquios marinos, de tipo megalodóntido, no fueron los únicos fósiles conocidos y asimilados culturalmente por los habitantes de los territorios alpinos y pre-alpinos del norte de Italia, pero sí fueron los fósiles que generaron mayor número de interpretaciones fabulosas. 
Durante siglos, los montañeses del norte de Italia habían estado encontrando varias clases de piedras en su camino, algunas con formas o marcas curiosas para unos y temibles para otros. Estas piedras de formas extrañas y marcas pétreas intrigantes para unos e inquietantes para otros, siglos atrás, fueron interpretadas de la única manera que les era posible hacerlo en aquella época histórica y en aquella zona geográfica, de manera equivocada y a menudo supersticiosa. 
De aquellos fósiles y de sus diversas interpretaciones populares se tratará en esta y en las próximas entradas, puesto que fueron capaces de interesar a los humanos e impulsarlos a generar una gran cantidad de productos culturales inmateriales, tales como fueron creencias,  usos y narraciones legendarias explicativas (etiológicas). Todas esas producciones culturales, en ocasiones, resultan muy semejantes entre si, pero tratándose de los mismos tipos de fósiles y de una zona geográfica no demasiado extensa, las creencias, usos y narraciones acompañaron a sus portadores-narradores en su periplo vital, siendo distribuidas por el territorio visitado y compartidas con su audiencia, la cual repitió el proceso transfiriendo estas creencias, usos y narraciones en su entorno social y a las siguientes generaciones.


Bucólica vista panorámica estival de un típico paisaje alpino, en las proximidades de las montañas Dolomitas. Se trata del idílico paisaje que rodea 
a la población de Funes-Villnöß (Villnoess), en la Provincia Autónoma de Bolzano. 

Leyendas etio-paleontológicas en algunas localidades de la prov. de Belluno, Reg. del Véneto (2)

Se prosigue con la exposición de interpretaciones populares de tipo fabulosos o legendario surgidas de la observación perpleja de las extrañas marcas, en relieve positivo o negativo, con figuras en forma de pezuñas de animales domésticos o salvajes, visibles en la superficie de las rocas calizas de muchos lugares montañosos de la región. Tales formas curiosas, determinadas por las secciones erosivas de los moldes interno o externos de las conchas bivalvas de los  megalodones triásicos (Megalodon gümbeli), incluidos en la matriz rocosa, fueron interpretadas de manera muy equivocada y alejada de la realidad, en épocas y lugares en los que se desconocía su verdadera naturaleza paleontológica. Pues realmente se trataba de los restos fosilizados de unos moluscos marinos que habitaron los fondos fangosos de mares prehistóricos, hace aproximadamente unos 220 millones de años, durante el Triásico inferior.

Répica natural de una concha bivalva de un megalodóntido triásico. Se trata de un ejemplar de la especie Gemmellarodus seccoi Parona 1887, procedente de Val di Brenta, Solagna (VI),   Veneto, Italia. Su forma característica de pezuña dividida, en siglos anteriores, dio origen a interpretaciones muy bizarras para nuestra actual mentalidad racionalista. Imagen: http://www.musesplorando.it/

La omnipresencia dominante de un fuerte contexto cultural  de tipo mítico-religioso y supersticioso junto con la escasa presencia de un contexto racionalista, naturalista o científico, condujeron a los observadores rústicos hacia interpretaciones irracionales que prontamente favorecieron la producción de las correspondientes narraciones fabulosas, de tipo explicativo-justificativo, congruentes con la mentalidad predominante en la sociedad de aquel medio geográfico, en aquella época.


Huellas de pisadas de "anguane"

En algunas localidades de la provincia de Belluno existió una curiosa relación entre la paleontología y la mitología antigua, pagana, puesto que las improntas dejadas por las antiguas conchas de los bivalvos megalodóntidos no fueron vinculadas por la fantasía popular con santos cristianos o sus animales domésticos, como se vio en la entrada anterior dedicada a este tema, publicada el 14 de enero de 2022, sino que se vincularon con los residuos de viejas divinidades menores del antiguo paganismo. En tales lugares belluneses, las huellas de las conchas de los bivalvos megalodones, tan constantes y abundantes en los estratos de roca caliza blanquecina que constituye la capa de la Dolomita principal, tan extendidas por todo el territorio dolomítico, antiguamente, fueron interpretados como las huellas dejadas por el paso de unos misteriosos espíritus femeninos acuáticos, activos en horarios crepusculares y 
nocturnos. En esta zona alpina los habitantes de aquellos lugares las denominaban "anguane" (pl.) y "anguana" (s.) por su relación con el medio acuático. En esos lugares se creía que estas misteriosas y ambiguas figuras femeninas, ligadas a los curso y masas de agua de aquellas montañas tenían la mitad superior del cuerpo de forma humana, mientras y la mitad inferior de su cuerpo como el de las cabras montesas, razón por la que sus pies dejaban al pasar un rastro de marcas de pezuñas de aspecto caprino, tales marcas también aparecían en la superficie de las piedras, siendo denominadas "impronte d'anguana", es decir, "marcas o pisadas de anguana".

Fotocomposición formada superponiendo un dibujo que representa una anguana sobre una fotografía de un remanso bajo una pequeña cascada alpina. Puede verse que este ser mitológico femenino es híbrido de humano y cabra, con un aspecto muy semejante al de un fauno.
Imagen: Museo Etnográfico de la Provincia de Belluno y Parque de los Dolomitas de Belluno:   http://patrimonio.museodolom.it/items/show/3772

 
Parece obvio recordar que tales interpretaciones populares  sobre la naturaleza de las improntas dejadas por las conchas fósiles de megalodones triásicos, realizadas durante los siglos XVII a XIX, bien visibles en la superficie de las rocas, parecen ser una antigua herencia o residuo cultural de tiempos antiguos, muy anteriores a la época citada. Probablemente un residuo cultural de antiguos mitos y cultos precristianos que posiblemente eran muy comunes en aquella región, un milenio y medio o dos antes de la época moderna y contemporánea.
Por tanto los restos fósiles de los bivalvos megalodóntidos contribuyeron a la formación de una creencia errónea y supersticiosa sobre la existencia real de unos seres míticos femeninos, emparentados con los faunos de la mitología romana y con otros seres de la mitología celta, venerados y temidos, hace más de 2000 años, entre los montañeses alpinos, más crédulos y supersticiosos. Esos  mismos fósiles contribuyeron a mantener viva la creencia supersticiosa en su existencia real, hasta tiempos tan recientes como el siglo XIX e inicio del s. XX

Aspecto de una impronta de megalodón en la superficie de la roca dolomítica blanquecina que constituye la capa denominada la "Dolomía principal". Este tipo de fósiles, debido a su forma y siendo del tamaño adecuado, fueron confundidos con la huella dejada por la pisada de una cabra montesa. 
Imagen: Museo Etnográfico de la Provincia de Belluno y Parque de los Dolomitas de Belluno:  http://patrimonio.museodolom.it/items/show/3772

En la zona de las Dolomitas de Belluno, las "anguanas" eran una clase de criaturas míticas, ligadas al medio acuático, con características morfológicas y funcionales que las hacían, en parte, similares a las ninfas de la mitología griega y romana. Pero las "anguanas" de la mitología alpina veneciana, eran imaginadas con un aspecto físico particular que las hacía asemejarse, físicamente, a los faunos de la mitología romana.
En la mayoría de los lugares eran consideradas como seres inmateriales, pertenecientes al mundo de los espíritus nocturnos que podían materializarse con aspecto humano o de seres híbridos, medio humanos y medio animales y cuyo encuentro no solía presagiar nada bueno, generalmente.

Otra representación del supuesto aspecto corporal de las "anguane" de la zona bellunesa. En este caso, su cuerpo femenino adolescente, solamente manifiesta rasgos bestiales en la parte inferior de sus piernas, con unas pezuñas de 
aspecto totalmente caprino. 

Se creía que caminar de noche cerca de los lugares donde habitan estas criaturas era una imprudencia muy peligrosa, pues a menudo atraían a los ingenuos caminantes y luego los ahogan, si no les gustaba su trato, pero si les gustaba 
su compañía, los hacían prisioneros en su mundo acuático subterráneo, fuera del tiempo de los mortales.

Con frecuencia se describe a las "anguanas" como mujeres muy jóvenes, a menudo muy atractivas, capaces de seducir a los hombres que las sorprendían haciendo la colada o peinándose su larga melena, a la luz de la luna, junto al espejo del agua. Otras veces las describen como seres adolescentes, en algunas ocasiones con la mitad superior de mujeres jóvenes y la mitad inferior de serpiente o de pescado. Sin embargo, en otras ocasiones, se las describe como viejas horribles, capaces de aturdir gritando muy fuerte y de forma muy desagradable. En la región del Veneto existiño, hasta hace poco tiempo, la expresión popular "Sigàr come n'anguana", es decir, "gritar como una anguana" para referirse a una persona que vociferaba.

En la actualidad la anguana es un personaje de ficción cuyo recuerdo se conserva en algunas narraciones fantásticas para jóvenes y niños y recopilaciones de leyendas tradicionales. Cubierta de un libro moderno (2010) que reúne viejos cuentos y leyendas populares protagonizadas por "anguanas". Se trata de un recopilatorio de narraciones originadas o conservadas en la región del Veneto y en otras partes del noreste itálico. Redactadas con un estilo y  lenguaje adaptados a los gustos de los lectores de los tiempos actuales.
Imagen: Amazon

También se creía que tenían la capacidad de convertirse instantáneamente en animales semiacuáticos, tales como serpientes, peces, nutrias o salamandras, capaces de escapar a la primera señal de peligro lanzándose y sumergiéndose en el agua. De este supuesto comportamiento derivaba la expresión popular veneciana "Ndar via come n'anguana", es decir, "escaparse rápido como una anguana"

En cualquier caso, todas las leyendas sobre las "anguane" tienen en común que estas criaturas presentaban uno o más rasgos no humanos sino bestiales: patas de cabra, de gallina, de pato o piernas escamosas, un lomo "ahuecado" que disimulaban cubriendo su espalda con un manto y rellenando la concavidad con musgo y trozos de corteza.
El otro elemento común en el que coinciden todas las leyendas es que las "anguane" vivían cerca de manantiales, surgencias cársticas, cascadas, lagos y arroyos, siendo seres protectores de las aguas y de los animales acuáticos y anfibios que las habitaban, como también la pesca, castigando a quienes abusaban de ellas. Pero pueden traer buena suerte a los pescadores, si las habían sabido hacer propicias a su actividad, tratándolas con respeto, con oraciones y ofrendas de veneración.
Muchas leyendas cuentan cómo, antiguamente, las "anguane" eran seres femeninos afables que enseñaron a los primeros habitantes que llegaron para colonizar aquellas montañas muchas de las actividades artesanas tradicionales, como criar ganado adaptado a las duras condiciones de aquel territorio, esquilar e hilar lana o hacer mantequilla y queso, a cambio de un pacto de silencio y de un compromiso inviolable.
Según cuentan las viejas leyendas, algunas "anguane" se llegaron a casar con un mortal y a tener hijos con él, imponiendo unas condiciones muy estrictas para poder realizar y mantener el matrimonio, el pacto matrimonial disponía que el marido no podía realizar determinadas acciones, contraria a los intereses de su mujer no humana, bajo pena de disolución inmediata del matrimonio y abandono del hogar. Generalmente, todas esas historias, terminan con que los humanos rompen el acuerdo pactado, o no se muestran suficientemente agradecidos por los dones recibidos y la "anguana" consorte, patrocinadora y protectora del patrimonio familiar, se marchaba de casa ofendida, regresando al medio acuático del que procedía, en medio del bosque y las montañas. Esta clase de seres 
femeninos legendarios del folclore alpino italiano, muestran muchos paralelismos con la leyenda francesa del hada Melusina.
Las mícas "anguane" no solo fueron conocidas en la región del Véneto, sino también en las de Friuli y en ciertas parte de Lombardía, Emilia y Trentino, pero a menudo recibieron otros nombres, tales como "acquane, agane, angane, ogane, gane, vivane, pagane, subiane, zubiane, longane", etc.


Leyendas etio-paleontológicas de la región de Trentino-Alto Adige/Bozen-Südtirol (1)

Se han podido localizar tres relatos etiológico populares, con una probable antigua raíz mítica. Uno protagonizado por unos seres forestales de apariencia humana. masculina, que tiene un cierto paralelismo con el mostrado en el caso anterior. Los otros dos relatos legendarios, relacionados con el Diablo, tienen ciertas semejanzas con algunos de los mostrados anteriormente en varias entradas publicadas en 2020 y 2021. En aquellos, y en este, las marcas caprinas habían sido originadas por el contacto de las pezuñas diabólicas con el suelo, prueba irrefutable del paso del Diablo por aquel lugar. En la próxima entrada que se dedique a tratar este tema, se expondrán estos dos relatos.
El cuarto relato etiológico popular hallado, por su concepción, es en cierto modo de tipo naturalista, pues las marcas son causadas por seres comunes, las vacas, fueron generadas por actividades corrientes, durante su tránsito sobre el terreno, y en condiciones ordinarias.


Huellas de pisadas de "salvàns"
 
En la zona alpina de los montes de las montañas Dolomitas, los geólogos consideran como el fósil guía de las capas de edad triásica a una concha bivalva de forma muy curiosa por su forma característica de pezuña de animal ungulado, cuyo nombre culto es megalodón o megalodonte. Esa forma tan particular e intrigante, hace siglos, inspiró entre los montañeses numerosas leyendas populares sobre sus supuestos orígenes extraordinarios. 
Los primeros habitantes que colonizaron estas montañas, llegados de tierras más bajas o meridionales, creían que aquella clase de marcas en la roca, dejada por la replica natural formada por el depósito mineral que ocupaba la cavidad dejada por la concha original del molusco, previamente disuelta durante el proceso de litificación de los antiguos sedimentos marinos, a la que sustituía, eran las huellas dejadas por el paso de unos personajes misteriosos y sobrehumanos que deambulaban por el bosque y sus márgenes, en horas crepusculares y nocturnas. Eran los llamados “salvàns” (hombres selváticos u hombres forestales salvajes) unos seres masculinos, misteriosos, cubiertos de pelo oscuro, con largas barbas y cabelleras, de conducta ambigua, malévola o benévola, según la actitud y el comportamiento del humano con el que se tropezaban. Este comportamiento era motivo de inquietud entre las personas que tenían necesidad de transitar o pernoctar en zonas en las que se decía que vivían estos seres impredecibles. Las leyendas relataban casos en los que su encuentro casual podía ser causa de alegría o de desgracia para el caminante y por lo tanto de que fueran seres más temidos que apreciados, entre los montañeses supersticiosos. 
El hecho de que sus pisadas dejaran huellas en forma marca de pezuña caprina o bovina, indicaría que sus piernas no eran humanas, sino animales y que su naturaleza era híbrida, es decir se trataba de seres monstruosos y por tanto relacionados con el mundo mágico o diabólico.

Grabado antiguo, xilográfico, representando el supuesto aspecto de un "wildermann" u "hombre salvaje", habitante de los bosques más densos y solitarios, situados en los territorios montañosos de los Alpes. Los "salvàns" eran una clase  de seres míticos localizados en la zona dolomítica, en el norte de Italia, muy emparentados con todas las demás variedades de "hombres salvajes" forestales de otras partes de Europa.   Imagen: Fotostock de Alamy.

Según cuentan las viejas leyendas, cuando los primeros hombres llegaron a las inmediaciones de los Alpes, descubrieron que la tierra a la que habían llegado no estaba deshabitada, sino que desde tiempos inmemoriales, los bosques de estos lugares habían estado habitados por una raza de hombres peludos, más fuertes y hábiles que los hombres recién llegados. Los hombres llamaron a estos seres selváticos "salvàns". 
Inicialmente, la convivencia entre los dos pueblos fue fácil. Los "salvàns" enseñaron a los hombres todo lo que ellos sabían sobre agricultura de montaña, cría de ganado, transformación de la leche y la caza de montaña, pero a medida que pasaba el tiempo, más hombres fueron llegado y se instalaron en aquellas tierras, prontamente enriquecidos y fortalecidos por sus nuevos conocimientos, comenzaron a aislar a los "salvàns" y expulsarlos de sus tierras. Esos seres, antes tan amistosos y cooperadores, pronto se convirtieron en seres agresivos, rencorosos y peligrosos de los que había que deshacerse. Y así comenzó el conflicto entre estos dos grupos de viejos amigos. Los "salvàns" empezaron a aprovechar las noches para interferir en todos los trabajos de los hombres, para hacerlos fracasar en su intento de colonización de sus antiguos territorios, e incluso se acercaban a los pueblos para robar niños pequeños, pero los hombres resistieron y nunca se marcharon para regresar a sus tierras de origen, por lo que los "salvàns" tuvieron que refugiarse en lo más profundo de los bosques más alejados del mundo humanizado.

Fragmento de roca mostrando la sección de una pseudoconcha de megalodonte, con su forma característica de pezuña bovina o caprina, según como se mire. Esta clase de piedras debieron ser muy valoradas, buscadas y utilizadas como amuleto por los montañeses dolomíticos, más supersticiosos, en la proximidad de las zonas densamente forestales.
Imagen: Adler Mountain Lodge

En siglos anteriores, los pastores que ascendían en verano con sus rebaños hasta estos lugares solitarios, para aprovechar los pastos naturales de la alta montaña, buscaban y recogían piedras con este tipo de marcas de pezuña caprina, convencidos que era la huella del pie de un "salvàn" y las usaron como amuletos para proteger el contenido de sus cabañas estivales de la mala influencia de cualquier clase de espíritus malignos que pudieran estar al acecho, con malas intenciones, por los alrededores, fuesen ladrones de ganado, lobos u osos, brujas, demonios o "salvàns" malignos. Por tal motivo colocaban las piedras con las marcas de la pisada de los salvàns en los cimientos o las incrustaban en los muros de sus cabañas.
Por las pisadas en forma de huella de pezuña de cabra o de toro, parece ser que se identificaba a los salvàns con una especie de seres semejantes a faunos o sátiros. Incluso en algunas fuentes se dice que la raza de mujeres que compartía con los "salvàns" el territorio situado en torno a las montañas de las  Dolomitas eran las "anguanas", también con pies en forma de pezuña caprina.


Huellas antiguas de pisadas de vacas

En el Alpe di Siusi, el altiplano alpino más grande de los montañas Dolomitas, también se han hallado un par de nombre populares modernos y una interpretación popular asociada a ellos y a este tipo de fósiles con forma de pezuña.  
En este caso parece evidente que la cultura vaquera del "Tirol del Sur" debió influir en el momento de interpretar popular de este tipo de fósiles, en una época relativamente cercana a la actual, pues tanto la interpretación como las denominaciones populares, halladas, no contienen indicios que puedan vincularlos con la fantasía mítica o legendaria, sino con las actividades comunes de la vida cotidiana de los ganaderos de vacuno.

l fósil guía que utilizan los geólogos, en la zona de las Dolomitas, para identificar la capa de caliza blanquecina denominada Dolomia principal, de edad triásica, son los grandes bivalvos triásicos denominados megalodones o megalodontes. Tales fósiles debido a su característica  forma de pezuña de vaca, cuando aparecían incluidos en la superficie rocosa eran denominados por los pastores y vaqueros de la zona, en su dialecto alemán "Kuhtritte", es decir, "pisada o huella de pie de de vaca" y también "versteinerte Kuhtritte", es decir, "pisada o huella de vaca petrificada" Los pastores y vaqueros italohablantes se refieren a ellos como "peste di mucca" o "impronte di vacca“ y  también como "impronte di mucca pietrificate", con el mismo significado

Dibujo esquemático, representando un conjunto de secciones de pseudoconchas y moldes internos de restos fosilizados de moluscos megalodontidos, del género 
Conchodus gumbelii, del Triásico superior, con un aspecto que por su forma y tamaño se asemejan a la de una pezuña bovina o caprina. La concentración de marcas de una tal clase de pezuñas, al ser interpretada en clave naturalista, parecería indicar que es un lugar en el que se han reunido o que ha sido frecuentado, por un tipo de seres naturales dotado de pies bovinos o caprinos, es decir, rebaños de vacas o de cabras.
Este esquema fue dibujado a partir de una losa pulida, existente en el Museo de Historia Natural de Viena. Aquella losa procedía de la zona montañosa, austriaca, de Tennengebirge (Modificado a partir de Zapfe, 1957).

Este tipo particular de fósiles, a menudo, se encuentra bien visibles, en la superficie de los bancos masivos de una clase de roca caliza blanquecina (Dolomía principal), reconocible por su característico color blanquecino pero no pueden extraerse sin romperse. Pueden encontrarse sueltos, individualizados, especialmente en los acúmulos de detritus rocosos, cumulados en la base de las paredes de los acantilados y taludes rocosos, tras haberse desprendido de la roca matriz por efecto de la disolución diferencial o/y de la gelifracción.

En un solitario paisaje alpino del altiplano de Alpe di Siusi (Tirol del Sur), en prados naturales situados a casi 2.000 metros sobre el nivel del mar. dos vacas pastan tranquilamente, algo alejadas del resto de su rebaño, durante la época estival. Fotografía de Roland Mayr
Imagen: Mein Bezirk

Hace dos o tres de siglos, en algunos lugares se aplicó una interpretación naturalista a la presencia de este tipo de fósiles, megalodóntidos, partiendo de su aspecto y de su localización. Como tenían la forma y el tamaño aproximados de pezuñas de vaca y de becerro y como su distribución coincidía con ciertas zonas frecuentadas por el ganado vacuno, ya fuese en aquellos lugares donde las vacas transitaban durante sus desplazamientos migratorios estacionales o en los que residían durante el verano, su existencia se atribuyó a esta causa. Tales motivos y explicaciones, hace 200 o 300 años, eran aparentemente lógicos y razonables, por lo que este tipo de fósiles se identificaron con las viejas marcas dejadas sobre el terreno, en la antigüedad, por el paso de los rebaños de vacuno, durante su trashumancia estacional y su estancia estival en los prados de alta montaña.


Fuentes

- Anónimo. Impronte di Megalodon. Museo Etnografico della Provincia di Belluno e del Parco delle Dolomiti Bellunesi:https://patrimonio.museodolom.it/items/show/3772 
- Anónimo. Anguana. Wikipedia: https://it.wikipedia.org/wiki/Anguana
- Anónimo. Una conchiglia chiamata "Zoccolo del diavolo" provincia de Bolzano Region de Trentino-Alto Adige. Adler resorts: https://www.adler-resorts.com/it/adler-lodge-alpe/unesco/368-53957.html
- Anónimo. (2011) Parchi naturali Alto Adige: Parco naturale Puez-Odle.  Editore: Provincia autonoma di Bolzano-Alto Adige. Regione Trentino-Alto Adige: http://www.provincia.bz.it/natura-ambiente/natura-territorio/pubblicazioni.asp?publ_action=300&publ_image_id=215206
- Jori, Francesco (2018)). Storia del Veneto dalle origini ai giorni nostri. Biblioteca dell'Immagine.
- Mornese, Michele (2010). L’uomo selvatico ci parla ancora. Lo sguardo di Massimo Centini. FORESTA, MITO, MESSAGGIO. FOCUS ARGOMENTI:  http://archivio.cai.it/fileadmin/documenti/Comunicati_Stampa_2010/Resoconti/Lo_sguardo_di_Massimo_Centini.pdf
- Schweiggl, Martin & Unterholzner, Leo (2011 ) Naturparks Südtirol. Naturpark Puez-Geisler. Herausgeber: Autonome Provinz Bozen-Südtirol Abteilung Natur und Landschaft Amt für Naturparke:
http://www.provinz.bz.it/natur-umwelt/natur-raum/publikationen.asp?publ_action=300&publ_image_id=215207
-Zenn (2022) Le anguane, le mitiche creature dei filò. Veneto storia, 19-03-2022 . https://www.venetostoria.com/?p=20378

sábado, 15 de octubre de 2022

El registro fósil en la heráldica municipal europea (40)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida.

Blasones municipales, de algunas localidades europeas que se muestran orgullosas de su patrimonio paleontológico (Parte trigésimo-séptima: 37)


Introducción

Hoy se presentan en la sección dedicada a la paleontología heráldica dos blasones municipales, con contenido icónico de motivación paleontológica que comparten varios aspectos formales, conceptuales y territoriales. Ambos escudos de armas, cívicos, incluyen la figura heráldica de un trilobite, ambos representan a pequeñas localidades rurales de la República Checa que pertenecen a la misma cuenca hidrográfica, ambos aluden a yacimientos paleontológicos paleozoicos y ambos son de creación muy reciente, pues se han gestado, elegido y aprobado legalmente entre los años de 2016 y de 2019. Se trata de los escudos municipales de las localidades checas de Málkov (distrito de Beroun) y 
Sebečice. 


Málkov (distrito de Beroun)

Málkov es una pequeña localidad del distrito de Beroun, en la región de Bohemia Central,  República Checa, con una población de poco más de un centenar de habitantes. Se encuentra ubicada al oeste de la región y de Praga, en la cuenca hidrográfica del río Berounka, un afluente por el margen izquierdo del río Moldava, y cerca de los límites de la región de Pilsen.

Aspecto del blasón municipal de Málkov, de Beroun. La figura heráldica de trilobite que aparece en el lado izquierdo, por su fisonomía, parece corresponder a la especie Phacops.... pero en realidad corresponde a la especie Kloucekia pachypauna de las que aparece en el yacimiento de las colinas Lejškov.

Este escudo municipal presenta una división en cuatro campos, con solo dos colores de fondo: verde y blanco, dispuestos de forma alterna, de tal manera que las tonalidades claro-oscuras resultan muy contrastadas entre sí y también con los colores de las dos únicas figuras heráldicas.

El territorio del pueblo, en su límite norte, incluye la parte inferior occidental de las colinas Lejškov, cuya cima de solo 471 m de altitud sobre el nivel del mar, es el punto más elevado del pueblo. Las laderas del lado norte están cubiertas de bosques, mientras que en el lado sur hay principalmente campos de cultivo, prados que llenan de verdor el paisaje. En las colinas Lejškov existieron  unas antiguas canteras de extracción de piedra caliza, en las que, a finales del siglo XIX. el paleontólogo Joachim Barrande encontró una serie de fósiles paleozóicos muy interesantes. 
El color blanco del fondo de dos de los campos alude a las antiguas explotaciones de piedra caliza existentes en la localidad, mientras que el color verde alude a sus campos y bosques. La flor blanca, representa una flor de cerezo, aludiendo a un antiguo cultivo local que ha dejado huella en la toponímia.

Aspecto de un ejemplar de trilobite de la especie
 Kloucekia pachypa
Imagen: Ordovik Barrandienu:  http://ordovik.sweb.cz/kralodvorske/kloucekia_pachypa.html

A finales del siglo XIX, J. Barrande había encontrado en las antiguas canteras de Lejškov, varios tipos de trilobites, en su mayoría pertenecientes a la especie Kloucekia pachypa, con cientos de individuos completos, mayoritariamente enrollados sobre si mismos, en una actitud defensiva de autoprotección. Debido a ese hecho, el Consejo municipal de Málkov decidió usar la figura de un trilobites de esa especie como uno de sus símbolos heráldicos representativos, en el nuevo escudo del municipio.
El género Kloucekia es muy común en la zona puesto que aparece prácticamente en todas las localidades situadas en materiales correspondientes a las niveles inferior y medio de la Formación Králodvor (Ordovícico).
La coloración azul del trilobite, en el escudo municipal, no alude a la características cromáticas ni mineralógicas del fósil, ni a las geológicas de la roca de aquella  localidad paleontológica, sino al color emblemático de la familia feudal de los Trmal de Toušice, quienes antiguamente fueron los propietarios de aquellas tierras y de sus pueblos, uno de los cuales era Málkov.
Actualmente, aquel interesante y productivo sitio geológico que fue fundamental para los estudios paleontológicos de Barrande, se ha convertido en legendario, pues se ha perdido para la investigación científica, ya que en el siglo XX resultó totalmente destruido debido a la exhaustiva extracción de piedra caliza que era el material que contenía a los fósiles. 

Como a principios del siglo XXI, el pueblo de Málkov pertenecía a aquellos pocos municipios de la República Checa que aún no disponían de de un blasón con los símbolos municipales representativos (menos del 20% de municipios checos), en abril de 2016, el Consejo Municipal decidió encargar la creación de los símbolos heráldicos para la representación oficial de su municipio a un especialista. El heráldista Jaroslav Verner fue el técnico elegido por el ayuntamiento de la localidad para diseñar el nuevo escudo y los símbolos heráldicos del pueblo. J. Verner creó y presentó un proyecto con cinco diseños diferentes, cinco opciones de posibles escudos y banderas municipales, a finales de ese mismo año. 
El actual blasón municipal de Málkov de Beroun,fue votado y elegido a principios de 2017, siendo aprobado legalmente y registrado oficialmente el 6 de junio de 2017.


Sebečice

Sebečice es una aldea y municipio del distrito de Rokycany, en la región de Pilsen, en la República Checa, con una población de poco más de medio centenar de habitantes. Se encuentra ubicada al noreste de la región de Pilsen, en la cuenca hidrográfica del río Berounka, un afluente por el margen izquierdo del río Moldava que, a su vez es afluente del Elba, y cerca de los límites con la vecina región de Bohemia Central, En siglos anteriores de ocupación germanófona, se denominaba en alemán Sebetschitz y anteriormente Sebeschitz.

Aspecto del actual blasón municipal de 
Sebečice. Dividido verticalmente en tres campos de anchura y color diferente. En el de la izquierda, bajo la cabeza de tejón puede verse la figura heráldica de un trilobite.

Este yacimiento paleontológico de minúsculas dimensiones constituye una localidad muy poco conocida del Cámbrico medio, en la Rep. Checa. Situado en la zona de Skryjsko-Týřovice, ubicado en un lugar situado a unos 800 m al noroeste de la pequeña aldea de Biskoupky, núcleo agregado del municipio de Sebečice. 

Su rara naturaleza geológica y su gran riqueza en fauna fósil favorecieron que el Gobierno checo declarase este lugar como Monumento Natural, hace pocos años. 
Se trata de un área muy pequeña que se encuentra en la empinada ladera occidental de la colina Na Homolce, sobre el arroyo Škaredá, a unos 500 m al norte del puente de la carretera que une Vejvanova y Biskoupky, sobre el arroyo del mismo nombre. 
Es una pequeña zona de lutitas de tipo  Kruskryj, constituyente de la Formación Jine   que colapsó tectónicamente
- Situación topográfica: la localidad paleontológica está situada en la orilla oriental del arroyo Lohovický en una colina boscosa, a unos 400 m al noroeste del pueblo de Biskoupky.
- Posición estratigráfica: Parte central de la biozona Eccaparadoxides pusillus.
- Características petrográficas: Lutitas y detritos gris azulados, indistintamente laminados en lugares con areniscas calcáreas y abundantes concreciones carbonatadas.
- Tipo de exposición: En afloramientos rocosos naturales y artificiales, con gran cantidad de escombros en la base, con una longitud de unos 50 m.

Aspecto de un ejemplar de trilobites de la especie   Ctenocephalus coronatus
Imagen: Catawiki: https://assets.catawiki.nl/assets/2020/4/9/a/3/f/a3f667e3-43ee-4a01-81f5-2f55aecd8a81.jpg

La figura heráldica de trilobite que aparece incluida en la parte inferior del lado izquierdo del escudo municipal, por el conjunto de características de su morfología, parece corresponder a la especie Ctenocephalus coronatus, una de las varias que aparece en el yacimiento de Biskoupky.

Trilobites hallados en el yacimiento de Biskoupky: Conocoryphe sulzeri, Ctenocephalus coronatus, Diplorrhina cuneifera, Eccaparadoxides pusillus, Ellipsocephalus cf. hoffi, Germaropyge germari, Hydrocephalus carens, Lobocephalina emmrichi, Ptychoparia dubinka, Skreiaspis spinosa

La creación del escudo municipal de la aldea de Sebečice se dio en unas condiciones muy semejantes a las del caso anterior, la aldea pertenecía a aquellos pocos municipios de la República Checa que aún no disponían de de un blasón con los símbolos municipales representativos (menos del 20% de municipios checos). El consejo municipal de la aldea de Sebečice,  encargó el diseño heráldico del nuevo escudo municipal al Ingeniero y heraldista Arnost Drozd. El nuevo escudo municipal elegido, fue aprobado legalmente y registrado  oficialmente el 4 de abril de 2019.


Agradecimientos

Al Sr. Ing. Arnost Drozd por haberme proporcionado unos muy escasos datos sobre el "Biskoupeckou stráň", con los cuales pude hallar un punto de la madeja informativa que constituía el embrollo heráldico-paleontológico. Con mucha paciencia, dedicación de tiempo y mayor perseverancia fui hurgando en Internet, seleccionando información y estirando 
el hilo de los datos paleontológicos, hasta conseguir desembrollar el inicialmente oscuro asunto. Pudiendo llegar al fin a identificar cuál era, con una mayor probabilidad, la especie del trilobite emblemático heráldico.


Fuentes

- Anónimo. Symboly obce Málkov. Portal de Internet del ayuntamiento de la localidad 
de Málkov: http://www.obecmalkov.cz/symboly-obce-malkov/d-1026/p1=1058 
- Anónimo. Návrh obecních symbolů obce Málkov:  http://www.obecmalkov.cz/assets/File.ashx?id_org=9099&id_dokumenty=1027
- Anónimo. Ctenocephalus coronatus (Barrande, 1846) https://fossil-alma-kambrium.webnode.cz/products/ctenocephalus-coronatus-barrande-1846-velikost-19-mm-skryje/
- Anónimo. Málkov: https://mapy.cz/turistickax=13.6822332&y=49.8781016&z=16&source=base&id=1908053
- Anónimo. Biskoupky. Wikipedia: https://cs.wikipedia.org/wiki/Biskoupky_(p%C5%99%C3%ADrodn%C3%AD_pam%C3%A1tka)
- Anónimo. Biskoupky. České geologické služby: http://lokality.geology.cz/153
- Anónimo. Sebečice, Erb znak. Coat of arms. Heraldry of the world. Sebečice. Heraldry wiki
Drozd, Arnost (2019). Comunicación personal, vía e-mail, del 27/07/2019

domingo, 18 de septiembre de 2022

Google y las efemérides paleontológicas (11)

por Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida


Introducción

De momento, este parece ser el último "doodle" de Google relacionado con la paleontología. Es de suponer que en el futuro seguirán apareciendo en el buscador de Internet, donde los seguiremos rastreando, extrayendo, documentando y contextualizando para, luego, mostrarlos en esta bitácora digital, para delicia e ilustración de sus lectores y lectoras. 

El "doodle" del 1 de agosto de 2021 celebraba el hallazgo, 37 años antes, de los restos de un joven humano que vivió, hace 1,5-1,6 millones de años, en el entorno del lago Turkana, en Kenia 

El 1 de agosto de 2021 Google celebró el 37º aniversario del hallazgo de los restos óseos de un humano primitivo, con la publicación de un "doodle" especial. Sorprende e inexplicablemente  este "doodle" de temática científica, de tipo paleoantropológico no fue visible en España ni en otros muchos países europeos, debido a que en nuestro continente solo se hizo público en el buscador de Francia, Grecia, Islandia, Lituania, Rumania y Ucrania. Se desconocen las causas que motivaron una divulgación de la efeméride que resultaba tan sesgada.

Imagen: https://www.google.com/logos/doodles/2021/celebrating-the-turkana-human-6753651837109012-2xa.gif

Cuando el día 1 de agosto de 1984, en un lugar de la cuenca del lago Turkana, en Kenia, los buscadores de fósiles encontraron un pequeño fragmento de un cráneo con aspecto claramente humano, aún no sabían que habían descubierto una parte del esqueleto de un humano primitivo, el más completo que jamás se había encontrado. 

El doctor Frederick Kyalo Manthi muestra una réplica, en yeso, del cráneo del "Niño de Turkana" que forma parte de una exposición sobre evolución humana en el Museo Nacional de Kenia. 

Imagen: Stephen Morrison (EFE)

El Doodle del 1 de agosto de 2021 reconoce y pretende dar a conocer la importancia del descubrimiento de este antiguo fósil humano, comúnmente apodado "el Humano de Turkana", "el Niño de Turkana" o "el muchacho de Nariokotome" un hallazgo que revolucionó el conocimiento de la evolución humana que se tenía en aquel momento.

Aspecto completamente humano de la réplica del esqueleto fósil del "Niño de Turkana" una vez que fue reconstruido y reorganizado por un equipo de paleoantropólogos expertos, a partir del conjunto de fragmentos óseos fósiles hallados en el yacimiento de Nariokotome

Imagen: Niel, R./Flickr

El inicio de esta excavación se remonta a 1967, cuando un paleoantropólogo del equipo de de Louis Leakey y Mary Leakey que estaba explorando la antigua cuenca del lago Turkana, notó la presencia de rocas que contenían huesos fósiles de homínidos. Al año siguiente, se organizó una expedición al valle volcánico, donde un equipo de investigadores dirigido por Richard Leakey descubrió restos de tres especies humanas del género Homo

En 1972, el equipo de Richard Leakey descubrió el cráneo -conocido como "cráneo 1470"- y los huesos de algunas extremidades de un Homo rudolfensis de 1,9 millones de años. Ya se sabía que otras dos especies humanas antiguas vivieron en África, más o menos al mismo tiempo  (Pleistoceno inferior): el Homo habilis, el Homo erectusOtros descubrimientos en el yacimiento de Koobi Fora sugirieron que las tres especies de Homo habían coexistido en esa zona hace unos 1,78-1,98 millones de años. Estos hallazgos revelaron las primeras evidencias materiales que sugerían que los humanos primitivos no tenían un solo linaje, sino varios linajes. Esta nueva evidencia material confirmaría la validez de una nueva teoría que implicaba un cambio de paradigma paleoantropológico, la evolución humana no habría sido lineal sino ramificada. El descubrimiento de los restos fósiles del espécimen infantil en Nariokotome, en la cuenca del lago Turkana, reforzaba la posibilidad de que tal teoría fuera correctaEl equipo de R. Leakey clasificó los nuevos restos hallados como pertenecientes a un individuo muy joven de la especie Homo erectus. Especie que ahora es considerada como la de los ancestros más antiguos de los humanos modernos.

Comparación del aspecto general del esqueleto del "Niño de  Nariokotome" (Homo erectus) a la izquierda izquierda con el de un H. neandethalensis, a la derecha. Se puede apreciar que el esqueleto de  Homo erectusse asemeja bastante al de un humano moderno (H. sapiens

Imagen: Sabena Jane/Alamy stockfoto

En función de las características anatómicas que presentaba su esqueleto, los paleoantropólogos creyeron que aquel humano primitivo, cuando murió, tendría alrededor de unos 10 años de edad (9-12). Este humano primitivo, en edad infantil, habría vivido hace entre 1,5 y 1,6 millones de años, aproximadamente, y muerto en el lugar de la antigua cuenca del lago Turkana, donde se habían hallado sus restos fósiles. 

El esqueleto del "Niño de Nariokotome" exhibe unas características anatómicas que son muy similares a las del Homo sapiens, que son muy evidentes desde el cuello hacia abajo. Revelando que poseía un cuerpo diseñado para poder practicar el bipedismo, pues podía desplazarse completamente erguido, sin ninguna dificultad, como los humanos modernos.  

Reconstrucción del aspecto que podría haber tenido el "Niño de Turkana", realizada por expertos, a partir de las características anatómicas de su esqueleto. Figura existente en el Museo de Neanderthal (Alemania). Fotografía de Holger Neumann.

La forma de sus piernas 
indicaba que le permitirían correr y por lo tanto perseguir presas a las que atrapar. La forma de sus manos indicaba que le permitirían elaborar herramientas de diversos tipos, sujetar y transportar objetos. La forma de sus brazos indicaba que le permitirían lanzar con fuerza y precisión objetos como piedras, leña o lanzas, para defenderse de depredadores, guerrear y cazar.

Los rasgos faciales que se han conservado en el cráneo, son más delicados y la mandíbula mucho más pequeña que en los los ancestros pre-erectus, ello indicaría el consumo de una dieta de mayor calidad y menor rusticidad, lo que le habría permitido mantener en funcionamiento un cerebro grande, aunque algo menor que el de un humano moderno. Dándole la capacidad de pensar y reflexionar sobre todo aquello que sucedía a su alrededor, permitiéndole elaborar interpretaciones, atribuir causas y efectos a ciertos fenómenos o acciones propias.

Una reconstrucción del Homo erectus  apodado 'el niño de Turkana' de 1.600.000 años de antigüedad se ve en el Museo Neanderthal en Mettmann, Alemania, el 3 de julio de 2019. (A Martin Meissner/AP)

El registro arqueológico de la misma época indica que el Homo erectus africano utilizó las capacidades de su cerebro, más grande y complejo que el de sus predecesores, para encender fuego, fabricar herramientas de piedra, concha o madera, cazar mediante técnicas sofisticadas y realizar largos viajes para encontrar y aprovechar nuevos territorios, con más o mejores recursos naturales, y para expandirse fuera del continente africano. Su emigración fuera de   África, el continente en el que apareció, y su conquista de nuevos territorios en los continentes próximos, inició un nuevo capítulo en la historia de los viajes migratorios de los humanos antiguos.

Ubicación del lago Turkana en África, en el valle del Gran Rift en Kenia. Las características geológicas de la zona son predominantemente volcánicas situación que aporta unas condiciones de alta alcalinidad tanto a las aguas y cieno del lago, como a los terrenos de su entorno terrestre. Imagen: Wikipedia

A la vista de los varios hallazgos de fósiles humanos ocurridos en la cuenca del lago Turkana  está claro que el lago Turkana ha jugado un papel importante en lo que hoy sabemos sobre la evolución humana. Pero esto no quiere decir que esa zona lacustre fuera particularmente importante para los primeros humanos, a parte de proporcionar abundante agua potable y alimentos vegetales y animales o materiales para la construcción de cabañas o embarcaciones. Sencillamente el lago fue un lugar ideal para que los restos óseos de los cadáveres se conservaran y pudieran acabar convertidos en fósiles que se preservaran hasta el día de su descubrimiento. Posiblemente, muchos de nuestros ancestros pudieron haber vivido y muerto en la selva, pero allí el suelo es muy húmedo y ácido y esa es una condición que impide que los huesos sobrevivan largo tiempo y puedan acabar convirtiéndose en fósiles. También muchos de nuestros ancestros pudieron haber muerto en la sabana pero los animales carroñeros y los comedores de huesos podrían haber hecho desaparecer cualquier residuo, sin dejar ni rastro del cadáver.  


Un nativo aborigen protagonista del gran descubrimiento

Ya se ha dicho antes que las investigaciones paleoantropológicas, en la antigua cuenca del lago Turkana, fueron organizadas y dirigidas por el paleoantropólogo Richard Leakey pero el hallazgo de los restos óseos fósiles del "humano de Turkana" fue realizado por Kamoya Kimeu, un arqueopaleontólogo keniano que formaba parte del equipo de buscadores dirigido por  Richard Leakey. El hallazgo se produjo en la localidad de Nariokotome, lugar cercano al lago Turkana, en el noroeste de Keniaen 1984

Richard Leakey en el campo, limpiando un cráneo fósil, compartiendo observaciones paleoantropológicas con su compañero y amigo Kamoya Kimeu. Fotografía de la década de 1980, época del hallazgo. 

Imagen: Instituto de la Cuenca de Turkana/ Richard Leakey.

En mayo de 2021, cuando Kimeu ya tenía 81 años de edad, en un acto académico celebrado en Nairobi, fue proclamado el "cazador de fósiles, más antiguo" de Kenia. Debido a la pandemia de Covid-19, y a la edad y estado de salud de Kimeu, el evento de homenaje se llevó a cabo virtualmente y se retransmitió en vivo y en directo a la oficina de Nairobi del Turkana Basin Institute (TBI) donde se había concentrado el público asistente.

Además, durante el mismo acto, el homenajeado Kimeu fue nombrado Doctor honorario en Ciencias por la Universidad Case Western Reserve (CWRU) de Ohio, en EE. UU. La ceremonia de doctorado Honoris Causae fue presidida por el renombrado paleoantropólogo keniano Dr. Richard Leakey, amigo y antiguo jefe del homenajeado.

Fotografía que recoge el instante en que  Kamoya Kimeu (centro), recién nombrado Doctor honorario, recibe los atributos de su nuevo estado académico, de manos de los  paleoantropólogos Dr. Richard Leakey (izquierda), ayudado por el Dr. Isaiah Nengo (derecha).

Imagen: The East African

El Dr. Richard Leakey dijosobre Kamoya  Kimeu, en su discurso de investidura como nuevo DHC: “Kimeu es un keniano que ha dedicado toda su vida a encontrar evidencia fósiles y arqueológicas que luego otras personas más expertas han podido interpretar para conocer mejor la historia de nuestros orígenes en África. Kimeu es uno de los maestros menos reconocidos por la ciencia de la evolución humana, a pesar de que él, individualmente, ha descubierto más evidencia de la existencia de humanos primitivos que cualquier otra persona”

En su discurso de aceptación del DHC, leído en su nombre por su hija, Jenniffer Kimeu,  Kamoya Kimeu dijo“Este doctorado honorario de la CWRU significa mucho para mí y se ubicará junto a la medalla La Gorce, de la National Geographic Society, que recibí del presidente de EE.UU. Ronald Reagan en 1985”.  La medalla La Gorce, es uno de los premios más importantes que concede la National Geographic Society, en reconocimiento a los “logros conseguidos en la exploración geográfica”.

Porqué en España "y gran parte del extranjero" no pudo conocerse la conmemoración de la efeméride comentada, en el día en que Google la hizo pública

La aparición de cada uno de los "doodles" conmemorativos de la efeméride del día, en la página nacional de inicio del buscador de Google es muy "aleatoria" y los motivos de su presencia o ausencia, en la página de inicio del buscador de cada país, no son explícitos ni públicos y ni siquiera son lógicos. Esta forma de proceder es una dificultad que afecta a la mayor o menor difusión social de determinadas conmemoraciones de hámbito internacional. 
Impidiendo poder conocer la celebración de una determinada efeméride, por medio de la publicación de determinados "doodles" conmemorativos en la página de inicio del buscador de Google, el mismo día de la celebración o posteriormente cuando se realiza una búsqueda temática. Esta forma caprichosa de proceder de Google merece nuestra reprobación y hay que darla a conocer a quienes desconozcan esta extraña particularidad, tal como me sucedía a mí al principio de mis investigaciones "doodlelógicas", relacionadas con la temática paleontológica
Todo lo que se afirma en los párrafos anteriores puede ser comprobado personalmente en la figura que se muestra al final de la entrada de hoy. 
La caprichosa distribución  de los "doodles", mencionada, tan sólo se hace pública, por medio de un mapamundi interactivo, denominado "alcance de este garabato", en dónde se indica cuáles son los estados del mundo en los que se podrá ver, se está viendo o se vio, un determinado "doodle" de Google y en cuáles no. Pero sin explicar los motivos de la selección ni justificar las razones de tan caprichosa distribución geográfica de su visibilidad o invisibilidad. 

Nos cuesta mucho aceptar una distribución tan parcial del "doodle" de Google de hoy y de todos los demás. Puesto que no llegamos a comprender cuáles pueden ser las razones objetivas de una distribución tan subjetiva o aleatoria. 
¿ interés especial, por el tema del "doodle" en los estados seleccionados? o  ¿Se presuponía que podía existir algún desinterés especial, por el tema del "doodle", en los estados no seleccionados?
Imagen: Google

Fuentes

- Anónimo (2021). Celebrating the turkana human. Doodles de Google:  https://www.google.com/doodles/celebrating-the-turkana-human

- Hogenboom, Melissa (2015). El lago que revela los secretos del origen de la humanidad. BBC. Earth 9/12/2015 : https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/12/151209_ciencia_lago_secretos_humanidad_gtg

- López, Alberto (2021). El Niño de Turkana, nuestro ancestro mejor conservado con 1,6 millones de años. El País, 01/08/2021

- Mutu, Kari (2021). Honour finds Kenya’s oldest fossil hunter Kamoya Kimeu. The East African. 18/07/2021: https://www.theeastafrican.co.ke/tea/magazine/honour-finds-kenya-s-oldest-fossil-hunter-kamoya-kimeu-3477162

- McBride, Jessica (2021). Turkana Human Google Doodle: 5 Fast Facts You Need to Knowhttps://heavy.com/news/turkana-human-google-doodle/