domingo, 22 de julio de 2018

Folclore paleontológico italiano (10)

Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida

Cristianización de los amuletos de "piedras estelares" en la provincia de L'Aquila, en la región italiana de Abruzzo. (2ª parte)


Las "piedras de bruja" en la zona centro-oriental de Italia

La misma clase de piedras que antiguamente, debido a que su superficie aparecía llena de marcas o figuras en forma de manchas o huecos en forma de estrellas, se habían denominado "pietra stellaria", es decir, "piedra estrellada" o "p. de estrellas",  durante los siglos XVIII, XIX y XX, resultaban ser más conocidas por el nombre de "pietra stregonia"es decir, "piedra de bruja", con el significado de "piedra contra la brujería". Esta clase de "piedras" virtuosas era un material geológico muy buscado, porque con ellas se elaboraba un tipo de amuletos que eran de uso muy común, en un área geográfica italiana de dimensiones muy notables. Concretamente en toda la región de Abruzzo, situada en la zona centro-oriental de la península de Italia, siendo su centro de difusión la provincia de L'Aquila. 
La causa de una distribución geográfica tan localizada de tal costumbre supersticiosa, quizás deba buscarse en el hecho natural y geológico de que en esa región abundan los depósitos de rocas sedimentarias del Cretácico y del Eoceno marinos. Los estratos de rocas sedimentarias marinas de ambas épocas geológicas, contienen abundantes restos fósiles de corales coloniales estrellados, razón por la que no resultaba demasiado difícil poder encontrar ese tipo de material paleontológico, considerado de propiedades prodigiosas. Precisamente la alta valoración social de este tipo de material mineral, se debía al hecho de que se le creía  dotado de propiedades mágicas protectoras contra diferentes amenazas ambientales invisibles. Debido a tales creencias supersticiosas, aquel tipo de "piedras estelares" eran utilizadas para elaborar diversos tipos de amuletos, destinados a proteger contra la mala suerte, los accidentes, ciertas infecciones, la envidia, el aojamiento o mal de ojo, los efectos de la hechicería y las malas artes de las brujas. Más adelante, mediante una serie de imágenes fotográficas de principios del siglo XX, se mostrarán algunos ejemplos de ete tipo de amuletos.

En la la fotografía de la Fig. 53, se han escogido siete ejemplares bastante diferentes entre sí, para usarlos como ejemplos de los diversos tipos de "piedras de brujas" o "piedras de hechicerías" ("pietre stregonie") que eran comunes y utilizadas como amuleto en la región italiana  de Abruzzoantes mencionada. Con esta ilustración, Giuseppe Bellucci pretendía mostrar el proceso de transformación que parecen haber afectado a la evolución del aspecto formal de este tipo de amuletos italianos, con el paso del tiempo. Suponiendo Giuseppe Bellucci que, primitivamente, el proceso supersticioso se hubiera iniciado partiendo del uso de un guijarro redondeado, constituido por un fragmento de un coral colonial fósil estrellado, objeto de origen y forma totalmente natural, de forma ovoide o discoidal, hallado en el lecho de algún curso de agua o el fondo de algún barranco. Es el ejemplar que se muestra aislado en el centro del tercio superior de la imagen, encabezando el conjunto. 


Fig. 53. - Siete ejemplares de los diversos  tipos de “piedras de las brujas” (pietre stregonie) existentes. Ordenadas para mostra el proceso evolutivo de su transformación morfológica. Proceden de diferentes localidades de la provincia italiana de L'Aquila. Colección Giuseppe Bellucci.
Imagen: Il feticismo primitivo in Italia

En la linea central de la imagen se han ordenado tres ejemplares, siguiendo una secuencia que intenta mostrar la complejidad creciente en el proceso de manipulación y transformación del diseño estético. Se puede ver como progresivamente por medio de la manipulación humana de la piedra hallada, el objeto ha ido adquiriendo una forma cada vez más sofisticada y más antinatural. Desde el primer objeto, a la izquierda, simplemente recortado y perforado en uno de los extremos para darle forma y poder ser suspendido mediante un cordón, hasta llegar al tercero, a la derecha, en forma de corazón peciolado, se puede ver como las piedras van siendo modificados artificialmente
Finalmente, en la tercera y última linea, se ven tres ejemplos que fueron elegantemente perfilados con una maco de plata cincelada, dotado con una pequeña anilla, para que pueda ser transportado permanentemente por la persona destinataria de su protección mágica. Mediante la anilla podían mantenerse suspendido del cuello con una cadenilla o cordón o bien sujeto sobre la ropa de la persona con una aguja imperdible. 


Primera fase del proceso de cristianización de los amuletos piedra estrellada

Sobre los dos últimos amuletos de la fìg. 53, que luego se muestran ampliados en la figura 54, a una escala mayor, para que se puede comprobar claramente que han sido manipulados posteriormente a su adquisición primitiva, pues se les han añadido ciertos símbolos cristianos muy característicos. Esta manipulación cristianizadora, según opina Giuseppe Bellucci, parece demostrar que la Iglesia habría tomado el control sobre este tipo de primitivos fetiches, originalmente paganos. Esta nueva influencia ideológica cristiana, sobrepuesta a la primitiva creencia mágica pagana, se pondría en evidencia por el hecho de que le fueron sobreimpuestos estos signos típicamente cristianos. Tal manipulación se constituye en una marca testimonial indeleble que demostraría la transformación sincrética de unos amuletos paganos en amuletos cristianos. 
En mi opinión, también pudiera demostrar una sagaz estrategia popular para conseguir disfrazar o "maquillar" este tipo de objetos supersticiosos, con la finalidad de favorecer la aceptación eclesiástica. Pues su uso era considerado como inaceptable por la jerarquía eclesiástica, al haberlos señalado como objetos contrarios a los principios y dogmas religiosos católicos.

Fig. 54. Dos ejemplares de "pietre stregonie" con simbolos cristianos sobrepuestos. Procedentes de la provincia de Aquila (Italia). Colección Giuseppe Bellucci. 
Imagen: Il feticismo primitivo in Italia

En la imagen ampliada de la fig. 54, se muestran los dos últimos amuletos de   "pietra stregonia" de la serie de la fig. 53.  Se puede ver con claridad que en el ápice de la parte inferior del amuleto de la izquierda, en forma de corazón curvado, se han grabados de una forma artística muy "elemental", tres trazos cruzados que representan iconográficamente los tres clavos sagrados de la crucifixión de Cristo. En la derecha de la imagen, se muestra la parte posterior de otro amuleto, que se muestra volteada, para que se pueda apreciar que se le ha tallado cuidadosamente el signo de la cruz, en relieve, muy bien proporcionado y centrado, respecto del contorno almendrado del amuleto.


Segunda fase del proceso de cristianización de los amuletos de piedra estrellada

A la primera fase de elemental cristianización de los antiguos amuletos primitivamente paganos, durante los s. XVII-XVIII, le sigue otra fase mucho más potente, durante los siglos XVIII-XIX. En esta segunda fase, el proceso de transformación ideológica cristiana se pone de manifiesto visualmente, siendo el punto de partida en la concepción y diseño de los amuletos creados en esta segunda época. El cambio de paradigma se pone claramente de manifiesto, resultando muy evidente al comparar los amuletos pertenecientes a la primera época con los de la segunda. Ya no son pequeñas modificaciones improvisadas, en la nueva etapa cristianizadora, el proceso de elaborado diseño y cuidadoso cincelado escultórico es realizado por artesanos y artistas profesionales que se encargan de tallar y escupir las piedras estrelladas.

Desde el punto de vista de la expresión visual que demuestra la nueva adaptación social de los viejos fetiches paganos primitivos, a las doctrinas canónicas cristianas dominantes y dominadoras, son muy interesantes, los dos ejemplares de amuletos de este tipo, representados en las Fig. 55 y 56. Ambos objetos devocionales son mostrados como claros ejemplos de culminación de este proceso de adaptación social e ideológica, de ciertos  objetos mágicos, costumbres supersticiosas y creencias paganas muy antiguasa, a las doctrinas de la Iglesia católica... y tal vez al terror ejercido por el poder arbitrario de la Inquisición.

Fig. 55. Aspecto de una "pietra stregonia" originalmente ovalada, vista por ambos lados, en los que fueron esculpidas dos importantes figuras simbólicas cristianas. En el anverso aparece el perfil de Cristo Redentor y en el reverso la Virgen María. Procede de la provincia de Aquila (Italia). Colección Giuseppe Bellucci. 
Imagen: Il feticismo primitivo in Italia

En el anverso de ambas “piedras de bruja” está esculpida, en vista de perfil, la cabeza de Jesucristo, el Divino Redentor, mientras que en el reverso del primer ejemplar se ha esculpido la figura de la Virgen en acto de oración, en vista frontal y de medio cuerpo. En cambio, en el reverso del segundo ejemplar está esculpida la imagen de Jesucristo crucificado, en vista frontal y casi de cuerpo completo.


Fig. 56. Aspecto de una "pietra stregonia" originalmente ovalada, vista por ambos lados, en los que fueron esculpidas dos importantes figuras simbólicas cristianas. En el anverso aparece el perfil de Cristo Redentor y en el reverso Cristo Redentor   clavado en la cruzProcede de la provincia de Aquila (Italia). Colección Giuseppe Bellucci. 
Imagen: Il feticismo primitivo in Italia

Parece ser que de esta manera se conseguía que la confianza en la virtud mágica protectora, depositada desde muy antiguo en las "piedras estelares" ("pietre stellarie" o "stellarie"), luego transferida a las “piedras de brujas” ("pietre stregonie"), heredada por tradición familiar o asimilada por inmersión cultural, desde tiempos muy antiguos, se vería reforzada, para los creyentes cristianos, mediante el añadido protagonista de ciertas figuras altamente sagradas. Consistentes en determinados personajes sagrados que habían sido esculpidas sobre ellas, caracterizados por estar dotados de gran capacidad compasiva hacia los humanos, como eran la Virgen María y Jesucristo, a la vez que poseían un enorme poder milagroso. 
Se suponía que con esta nueva transformación formal y conceptual, el nuevo tipo de amuletos resultarían mucho más poderosos que sus precursores y se conseguiría que las malvadas brujas fuesen menos efectiva en sus acciones maléficas. Se suponía que al añadír un nuevo aspecto al antiguo poder mágico de la piedra estrellada que dificultaban a las brujas el poder lanzar hechizos, perjudiciales para la persona que estuviera protegida por la presencia de aquella piedra mágica, que era su enemiga, por el simple hecho de mostrar innumerables e incontables agujeros (1). Se creía firmemente que las brujas al enfrentarse al nuevo tipo de amuletos de aspecto totalmente cristiano, al verse en la presencia de las imágenes sagradas, más veneradas y milagrosas, pero también las más temidas por los seres infernales, según el concepto popular, se suponía que las brujas deberían entrar en pánico y abandonar rápidamente aquel lugar, absolutamente aterrorizadas, quedando a salvo de su maldad aquella persona.


Nota

(1) Con la finalidad de dificultar y confundir en el recuento, a los malos espíritus nocturnos que debían acertar en el número exacto de manchas o estrellas, antes de empezar a causar mal.



Fuentes:

- Bellucci, Giuseppe, 1907. Il feticismo primitivo in Italia, e le sue forme di adattamento. Perugia, Unione Tipografica Cooperativa.
- Bellucci, Giuseppe. 1908. Un capitolo di psicologia popolare. Gli amuleti. Perugia, Unione Tipografica Cooperativa.
- Boccone, Paolo. 1674. Recherches et observations naturelles touchant le corail, la pierre étoilée,...Waesberge. Jean Jansson. 
- Boccone, Paolo. 1697. Museo di fisica e di esperienze variato e decorato di osservazioni naturali. Venetia. Baptìstam Zuccato  
Donzelli, Giuseppe. 1681. Teatro farmaceutico, dogmatico e spagirico del dottore Giuseppe Donzelli. Venetia. Gasparo Storti. 
- Gandolfi, Adriana. 2003. Amuleti, Ornamento Magici d'Abruzzo. Fondazione CARIPE, ARTE E RICERCA. Edizioni TRACCE. Pescara 
- Gimma, Giacinto. 1730. Della storia naturale delle gemme, delle pietre, e di tutti i minerali, Volumen 1. Napoli. Gennaro Muzio. 
Kunz, George Frederick. 1915The Magic of Jewels and Charms. Philadelphia & London, J. B. Lippincott Company
Magliocco, Sabina. 2004. 'Witchcraft, Healing and Vernacular Magic in Italy’, en  Willem De Blécourt & Owen Davies (Ed.), Witchcraft Continued: Popular Magic in Modern Europe. Manchester University Press.
- Sarti, Carlo. 2003. Le collezioni di geologia nel Museo di Ulisse Aldrovandi. Impaginato Aldrovandi corretto. Museo Geologico Giovanni Capellini-Universitá de Bologna.

domingo, 1 de julio de 2018

Folclore paleontológico italiano (9)

Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida

Cristianización de los amuletos de "piedras estelares" en la provincia de L'Aquila, en la región italiana de Abruzzo. (1ª parte)


Algunas creencias y costumbres asociadas a las "piedras estelares", 
"piedras de estrellas",   "astroites verdaderos"... o "piedras de brujas"  italianas

Desde el
 siglo XVIII hasta mediados del XX, en varias regiones italianas (Abruzzo, Cerdeña y Sicilia) algunos tipos muy particulares de "piedras" se designaron con la vulgar denominación de "pietre stregonie", es decir "piedras de brujas". El nombre popular de esta clase de "piedras", estaba motivado por el hecho de que se las consideraba útiles para protegerse contra los hechizos lanzados por las brujas. Su uso como defensa contra la brujería provenía del hecho de que cuando se las miraba desde una cierta cierta distancia, al no poderse apreciar detalles, parecían estar llenas de pequeños agujeros o de pequeñas manchas oscuras. En unos casos porque, efectivamente, presentaban numerosas cavidades tubulares y en otras ocasiones porque sobre su superficie de tonalidad clara, mostraban un gran número de manchas pequeñas de contorno irregularmente circular y de tonalidad más oscura. Se creía que esta clase de piedras ejercían un efecto fascinador sobre las brujas que se veían obligadas a tener que contar estas marcas, antes de poder actuar maléficamente. En realidad se trataba de fragmentos del esqueleto calizo fosilizado de antiguas madreporas o poliperos marinos, es decir, eran restos fósiles diversos géneros de corales coloniales.


Amuleto colgante en forma de corazón, hecho de un fragmento aserrado y pulido de caliza coralina, procedente del esqueleto fósil de una colonia de hexacorales. Engastado en funda de plata, abierta por delante y dentada para la sujeción de la piedra. Cuando un amuleto se rompía accidentalmente, perdía sus cualidades protectoras y tenía que ser remplazado. 
Usado como defensa contra la brujería, el mal de ojo y las lombrices intestinales infantiles.
Piedra de Bruja / Piedra estelar, procedente de la  zona de L'Aquila. Finales del siglo XIX. Col. partic. de Orfebres "Verna", provincia de Pescara, región de Abruzzo.


Si esta misma clase de piedras se observaban desde cerca, con algún detenimiento, se podía ver que dentro de cada una de las manchas o de los agujeros,  había un conjunto de radios o tabiques de tonalidad clara que, en conjunto, formaban una pequeña estrella. Cada una de estas pequeñas estrellas estaban formadas por el conjunto de tabiques radiales calcáreos que ocupaban el interior del cuerpo globoso de cada uno de los pólipos individuales que en conjunto constituían la colonia madrepórica, ya que se trataba de animales marinos que viven asociados, protegidos y cementados por una matriz de caliza, bio-depositada colectivamente de color blanco a grisáceo. 
Como la imaginación popular habría creído ver la forma de pequeñas estrellas en los mencionados conjuntos de radios o tabiques, a este tipo de piedra caliza coralina se la designó con el nombre de piedras estelares (pietre stellarie) o simplemente estelares (stellarie). Esta denominación fue la de uso más común en Italia y otros países de Europa, durante los siglos XV al XVII.


Superficie de un coral colonial fósil del tipo denominado "estrellado", vista a gran aumento. Se pueden aprecian poco desgastada por la erosión, se ven los cálices individuales de cada pólipo, con sus respectivos tabiques divisores, internos. Con mucha imaginación y poca visión de detalle, el conjunto formado por la columnilla central y los tabiques radiales (septos), se asemejarían a una estrella o astro radiante
Imagen: Glossopetrae


Piedras de virtud mágica

La singularidad de su aspecto estrellado y la rareza de su presencia en la mayor parte del territorio italiano y europeo, hicieron que en muchos lugares de Europa y de Italia se las considerara, antiguamente, como un tipo de piedras muy especiales. De acuerdo con la "teoría de las signaturas", vigente en la medicina antigua, se consideraba que las marcas que presentaba el diseño estrellado que mostraban, tenía que ser una señal divina que para alertar a los humanos de que esos objetos estaban dotadas de alguna virtud mágica o impregnadas de alguna clase de poder sobrenatural de utilidad humana. Las muchas necesidades que existían en la vida cotidiana de aquellas épocas, unidas a la mucha fantasía, enorme ignorancia naturalista y gran credulidad humanas, crearon las condiciones necesarias para que algunas personas imaginativas, fabuladoras o embaucadoras, se inventaran diversas virtudes protectoras y poderes disparatados, sin ninguna base objetiva ni justificación racional. Aquellas piedras, a pesar de no tener facultades realmente terapéuticas ni mágicas, en algunas ocasiones pudieron haber ejercido los correspondientes efectos ansiolíticos o placebo, creyendo paciente y médico que eran verdaderos remedios. Por este tipo de efectos terapéuticos reales, causados por motivos psicosomáticos y por la gran influencia que ejercían las diversas escuelas de medicina pre-científica, muchos médicos famosos prescribieron la administración y muchos boticarios, las dispensaban en sus farmacias. Los escasos avances de la medicina occidental y el bajísimo nivel de la educación popular, favorecieron que remedios como estos mantuvieran en uso durante siglos.


Amuleto cordiforme, Tableta de piedra caliza gris de hexacoral colonial, engarzado en marco de plata formado por un cordón y el dentado envolventes. 
Usado como defensa contra la brujería y las lombrices intestinales infantiles. 
Piedra de Bruja / Piedra estelar - L'Aquila. provincia de L'Aquila, región de Abruzzo. Fin del siglo diecinueve. Col. "G. Bellucci "M.A.N.U. Perugia
Imagen: Amuleti, Ornamento Magici d'Abruzzo


Hace hoy, ya bastantes siglos, durante la Edad Media y el Renacimiento, esta clase de "piedra estrellada" recibió nombres diversos y a veces confusos, pues con el mismo nombre también se llegó a denominar otras "piedras estrelladas" individuales: los artejos fósiles de los tallos de los crinoideos, cuyo contorno exterior tenía forma más o menos estrellada. Los nombres con los que se designaba a los fragmentos de esqueleto coralino fueron: "Lapis Stellae magis", es decir, "piedra de muchas estrellas", "Stellaris lapis", "Stellæ lapis", "Lapis Stellatus" ("piedra estrellada" o "p. de estrellas"), "Astroitis verum" ("piedra de astros vedadera"), "Astroites", "Astrochites" o "Astroitis" ("piedra de astros"), "Stellaria Astroitidis" ("estrellada de astros" ), entre otros varios... 

Debido a su sorprendente aspecto estrellado, su formación se vinculó con la región celeste y con las estrellas nocturnas. Dado que se creía que el destino de las personas y algunos de los órganos de su cuerpo estaban bajo el influjo de diversos astros celestes,  a esta clase de piedras y a los amuletos elaborados con ellas les fueron atribuidas muchas virtudes imaginarias, relacionadas con la protección de la salud individual o de la integridad personal

Los vendedores de algunas clases de piedras, de las cuales aseguraban que tenían efectos medicinales, relataban muchas virtudes de la piedra Stellaria y junto con la piedra, también solían distribuir una hoja de papel, en el que estaban impresos sus usos, virtudes y sus recetas de preparación. Se decía que era una piedra de varios colores mezclados que podía ser blanca, negra y de otros colores, y que todas ellas tenían las mismas virtudes y que todas ellas se podían reconocer fácilmente porque estaban cubiertas de maravillosas estrellas pequeñas grabadas o de pequeñas manchas estampadas. También se decía que solo se podían encontrar en lugares remotos, en donde eran buscadas y recolectadas.


Amuleto cordiforme hecho a partir de una tableta de piedra caliza coralina fósil, de color blanco marfil con hexacorales coloniales, engastada en un marco de plata con los dentículos cincelados con  precisión para darles un aspecto floral. Además la piedra tiene grabado en ambos lados un corazón inciso y en el anverso, en la punta del corazón, están grabados los tres clavos sagrados (los de la Pasión de N. San Jesucristo) véase imagen de la figura 54, en la segunda parte.
Usado como defensa contra la brujería y contra las lombrices intestinales de la infancia.
Piedra de Bruja / Piedra estelar, Col. "G. Bellucci " M.A.N.U. (provincia de Perugia) 
Imagen: Amuleti, Ornamento Magici d'Abruzzo


Carleton afirma que es recomendable el uso medicinal del polvo de Stellaria, tanto para prevenir el contagio de la peste, como para matar las lombrices intestinales de los niños, tal efecto se podría conseguir ingiriendo el peso de cuatro granos (1) de polvo de Stellaria tomados dispersos en la comida o la bebida. Con los mismos fines protectores, se dice que otros llevan encima, como amuleto protector, un pedazo de Stellaria
Además de defender contra el contagio de la peste, también se decía que la Stellaria podía defender contra el contagio de cualquier otra clase de fiebre pestífera. 
Se aseguraba que si la Stellaria era llevada encima, durante todo el día, su poder mágico defendería al hombre de padecer del "mal de la gota". 
Si la Stellaria era llevada colgando alrededor del cuello, evitaría la aparición del temblor de los miembros, reforzaría la vista débil, o haría mejorar la calidad del cabello delgado, ralo y débil. 
Si la mujer que no podía aguantar los dolores del parto, llevase encima la Stellaria, la piedra le ayudaría a resistirlos y luego a expulsar la placenta, rápidamente.
Raspando la piedra Stellaria y bebiendo su polvo, disperso en un caldo, aleja los terrores nocturnos y las sombras nocturnas causantes de pesadillas. 
Según Giovambatista della Porta la Stellaria aleja los pensamientos pesimistas y reconforta al hombre melancólico. Llevada siempre encima, impide enfermar del "mal caduco" [epilepsia]. 
Según Marsilio Ficino, la Stellaria hace que el hombre se mantenga vigilante y que no pueda ser atacado por animales salvajes, y que ayuda a que mantenga la moral alta y el corazón tranquilo y alegre. 


Amuleto cordiforme en forma de lágrima arqueada, de fragmento aserrado y pulido de caliza coralina fósil de hexacorales coloniales, del tipo meandrina, contorneada y perforada. Posteriormente fue readaptado, siendo incluido en un soporte de hojalata, formado por una placa grande que recubre toda la parte posterior y muestra la cara frontal, sujetada mediante dientes grandes, algunos de los cuales faltan. El peciolo para su suspensión está hecho de una extensión del soporte de hojalata en forma de lengua y perforado.
Piedra de Bruja / Piedra estelar Garrufo di Campli, provincia de Teramo, region de Abruzzo. Finales del siglo diecinueve. Coll. “G. Bellucci” M.A.N.U. Perugia
Imagen: Amuleti, Ornamento Magici d'Abruzzo


Según Mattioli, la Stellaria detiene el flujo de sangre en caso de herida o que si es llevada en un lugar en que toque directamente la carne, evita enfermar del "mal del flanco" [cólicos intestinales]. 
Que la Stellaria tiene efectos maravillosos contra el mal del cáncer, o que cuando se bebe el polvo de la piedra disperso en algún liquido, refuerza el pulmón enfermo y ayuda mejorar al hígado débil, fortalece la sangre y protege contra los vértigos.
Según Giacinto Gimma todas estas virtudes y otras más increíbles, aún, eran anunciadas y celebradas por los vendedores de Stellaria en sus hojas impresas de recetas, porque con el anuncio de estas virtudes maravillosas, se impulsaba a las personas crédulas, a querer comprar la piedra  Stellaria que ellos vendían, a pesar de que les hubieran impuesto unos 
precios muy elevados.
Olao Vormio afirmaba que es falsa aquella afirmación que aseguraba que la Stellaria haría huir lejos de donde estaba ella a toda clase de arañas.
También se decía que la Stellaria protegía a su portador, contra los efectos negativos que 
el "mal de ojo" lanzado por personas envidiosas y malvadas, pudiera causarle sobre la salud y la buena fama.  
Según Boccone, el polvo de Stellaria, disuelto en un poco de vinagre de vino, es un remedio eficaz contra la acidez de estómago.




Piedra de entretenimiento y confusión para neutralizar a los espíritus nocturnos maléficos


Antiguamente, en diversas partes de Europa, existió la creencia absurda de que las brujas y otros seres maléficos nocturnos, cuando se encontraban ante la presencia de algún objeto mágico protector, dotado con múltiples agujeros, puntos, estrellas o manchas o con montoncitos de granos pequeños de cerealno podían iniciar ninguna clase de acción malvada o causante de daño contra las personas protegidas, sin antes realizar el ritual de recuento. Si antes antes de salir el sol no eran capaces de contar todos y cada uno de aquellos agujeros, manchas, estrellas o granos, a simple vista, sin poder tocarlos o manipularlo y sin equivocarse en el recuento, hallando el número correcto, pues en caso de error deberían volver a comenzar de nuevo
La finalidad del amuleto era mantener entretenido al ser maléfico que había ido a cometer alguna fechoría a aquel lugar, contando y recontando las marcas, si era posible, hasta que saliese el sol. Si la luz del nuevo día llegaba antes de que hubiese acabado el recuento, entonces el mal espíritu se vería obligado a huir a toda prisa antes de que los primeros rayos  del sol entrasen donde se hallaba, teniendo que salir de aquella casa a toda velocidad para volver a refugiarse en su mundo tenebroso.
Con motivo de tales creencias irracionales, tan absurdas como supersticiosas, se llegó a creer ciegamente, que una piedra como aquella que estaba llena de incontables manchas pequeñas, agujeritos o estrellitas, sería un objeto con muy buenos efectos  si era usado como distractor o repelente contra las brujas que consiguiesen penetrar en la vivienda o acercarse hasta el lugar donde estaba esta expuesta esta piedra protectora.

Amuleto devocional de forma elíptica y de color gris marrón, obtenido de un fragmento de piedra caliza coralina fósil, con hexacorales coloniales (piedra Stellaria o p. stregonia). En una de las caras, muestra el rostro de Cristo y en la otra, a Jesús crucificado, estándo ambas figuras esculpidas en relieve.
Usado como defensa contra la brujería y contra las lombrices intestinales de la edad infantil.
Pietra stellaria con el rostro de Jesús representado de perfil. Segunda mitad del siglo XIX. Col. "G. Bellucci ". M.A.N.U. (provincial de Perugia

Imagen: Amuleti, Ornamento Magici d'Abruzzo

Amuleto para la protección de personas débiles o con "mala suerte"

En tiempos más recientes, durante los siglos XVIII, XIX y principios del XX, las antiguas creencias supersticiosas sobre las imaginarias grandes virtudes curativas de la piedra estelar, ya habían desaparecido completamente y decaído mucho los antiguos usos asociados a ellas. Incluso la piedra que antiguamente había sido denominada " pietra stellaria", ahora, era mucho más conocida con el nombre de "pietra stregonia" o "piedra de bruja"  y su uso aparecía asociado a combatir el "mal de ojo" y la hechicería maléfica
Posiblemente el cambio de nombre sufrido por la piedra, se debía al hecho de que aún se mantenía firme la creencia popular supersticiosa en su imaginaria capacidad para proteger a las personas más débiles, niños pequeños, ancianos añosos y mujeres enfermizas o embarazadas, contra diversos peligros imaginarios que el acoso de las brujas podría causar sobre su débil salud o su buena suerte
Siendo los niños pequeños, las personas más débiles e inexpertas de todas y, por lo tanto, las más propensas a resultar victimas fáciles y favoritas de sus maleficios, fue costumbre que los parientes y amigos de la familia les regalaran un tipo de amuletos protectores, consistentes en fragmentos de piedra de brujas que habían sido tallados en forma de corazón, con la finalidad de simbolizar el afecto que el donante sentía por aquel niño o niña indefenso, a cuya protección mágica iba destinado aquel objeto protector que debería defenderlos contra los hechizos brujeriles. Si el donante tenía una buena posición económica, el amuleto regalado acostumbraba a estar engarzado en una montura de plata, de forma apropiada, para que aquel objeto protector pudiera ser supendido del cuello, mediante una cadenilla o cordoncillo o para que pudiera ser sujetado a la ropa, mediante una aguja imperdible o mediante unas puntadas para que quedara cosido.


Grupo de combatientes italianos uniformados fotografiados en una trinchera, durante la Primera Guerra mundial. Es posible que más de uno llevase consigo alguno de los muchos amuletos ancestrales que abundaban en la Italia de aquella época
Imagen: Il Messaggero italoperuviano

Existen testimonios documentados, de que algunos soldados italianos que participaron en la Primera Guerra Mundial, fueron al frente portando bajo el uniforme un tipo de amuleto de forma acorazonada, constituido por un pedazo de "pietre stregonie" . Quizás sus madres, tías y abuelas, impulsadas por sus creencias supersticiosas, les aconsejaron/suplicaron que no se desprendiese del artefacto. Pues mantenían la firme esperanza de que aquel artefacto mágico protector, le conservaría la vida, cuando tuviese que participar en alguna batalla y lo devolvería vivo a casa.

Sin embargo, cuando tales amuletos no tenían que ser expuestos a la vista de otras personas, por no estar destinados a ser llevados colgando del cuello o sobre la ropa, sino que estaban destinados a proteger el espacio interior de la casa en la que habitaban o donde dormían, además de la mencionada forma acorazonada que servía para expresar afecto, las formas podían ser mucho más variadas. Predominando, posiblemente por su menor coste, la forma natural de pequeños guijarros de formas irregulares o de cantos rodados de formas ovoides o discoidales, tal como se habían encontrado en el campo.



La caliza coralina fósil también se usó fuera de Italia con finalidad supersticiosa

Más allá de las fronteras del territorio italiano, también se recurrió al uso de amuletos confeccionados con fragmentos de calizas coralinas fósiles, con fines de protección mágica. Esta cuestión posiblemente indica la existencia de antiguos intercambios culturales entre grupos humanos de lugares alejados o migraciones colonizadoras de grupos humanos que transportaron con ellos los fundamentos de sus creencias y prácticas supersticiosas que adaptaron a circunstancias nuevas. 


Grabado extraído de un libro publicado a principios del siglo XX, representando uno de los tradicionales amuletos acorazonados, llamados "Verschreiherzque se podría traducir como "corazón contra infamantes", usados en las regiones alpinas, austriacas y bávaras, contra los efectos sociales de la maledicencia de los envidiosos. Realizados con un fragmento de coral estrellado, del género "Astraea", actualmente denominado Holocoenia, tallado en forma de corazón y engarzado en una montura de plata 

Imagen extraída del libro Etnografía de los Alpes bávaros y austriacos, de Marie Andree-Eysn, publicado en 1910


En este blog ya se ha tratado el tema en tres ocasiones anteriores. 
La primera en abril de 2015, en la entrada titulada: Las “piedras de estrellas” o "p. estrelladas" ("Sternensteine" o "Sternsteine" ) (Creencias y prácticas populares austriacas relacionadas con algunos tipos de fósiles, considerados como “piedras curativas” (Heilsteine) o “piedras protectoras” (Schutzsteine) (Continuación, 17ª parte))
La segunda en diciembre de 2015, en la entrada titulada: "Una bolsita de curandero "sanpaolaro" con un contenido problemático" (2ª parte) (Fósiles relacionados con algunas tradiciones populares sanpaulinas, en Italia)
Y la tercera, en febrero de 2016, en la entrada titulada: La “piedra de arañas” (Spinnenstein), las "arañas petrificadas", las "piedras de las arañas" (Spinnensteine) y los aracneolitos (Arachneolithen) (Creencias y prácticas populares austriacas relacionadas con algunos tipos de fósiles, considerados como “piedras 
curativas” (Heilsteine) o “piedras protectoras” (Schutzsteine)

Esta es una de las las dos únicas ilustraciones existentes de un "aracneolito", aparece en el opúsculo de Franz Ernst Brückmann titulado "De Fabulosissimae originis lapide, Arachneolitho" publicado en 1722. En la descripción de las 2 figuras, se dice que el "aracneolito" presenta más "astroites" en la cara inferior que en la superior. Como bastantes de las manchas o "astroites" parecen tener aspecto estrellado o radiante, deducimos que debe tratarse de un canto rodado de "coral estrellado" fósil.
Imagen: Virtuelles Kupferstichkabinett 



Notas

(1) El grano es una unidad de masa del sistema anglosajón que equivale a 64,798 miligramos, es decir, a 0,0647 gramos




Continuará próximamente...