domingo, 30 de diciembre de 2018

Representación del mundo primitivo en los cromos coleccionables (4)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida 


Función divulgativa de las tarjetas ilustradas, a todo color, usadas como medio publicitario y de promoción comercial (4)


Como ya se ha comentado en una entrada anterior sobre este mismo tema las colecciones de cromos que emitieron muchas empresas comerciales, como regalo a los clientes que compraban sus productos, suplieron las deficiencias de otras fuentes informativas y educativas que hoy día resultan muy comunes y accesibles. Pero hace unos 100 años, a finales del siglo XIX y principios del XX, esas fuentes informativas eran inaccesibles o inexistentes para la mayoría de la población del mundo industrializado. 
A pesar de todos los avances sociales y tecnológicos, hoy en día, muchas empresas siguen distribuyendo coloristas cromos como incentivo de compra, con las mismas finalidades publicitarias y económicas con que se hacía hace más de un siglo: atraer y captar nuevos clientes, mantener a los compradores fieles, hacer publicidad de las novedades y promocionar sus propios productos, frente a los equivalentes de la competencia.



Las tarjetas ilustradas francesas del Chocolate D'Aiguebelle, del año 1900: "Les Âges de la Terre" (1ª parte)



Una fábrica de chocolate en un convento francés de monjes cistercienses

A mediados del siglo XIX se había puesto de moda en Europa, el consumo de chocolate sólido, pues se le consideraba un producto tan saludable como selecto. Para aprovechar economicamente esa tendencia social, en 1869, se creó una pequeña fabrica artesana de chocolate adjunta al viejo monasterio de la abadía de Notre-Dame d'Aiguebelle, reconstruido por los monjes pocos años antes. Con la nueva actividad manual se pretendía generar nuevos ingresos con los que contribuir a mantener la comunidad y la Orden religiosa. Aquellos primeros esfuerzos fueron coronados por unos éxitos de ventas tan inesperados que en 1875 decidieron abrir un segundo taller en el cercano convento de  Donzère, para poder aumentar la producción chocolatera con la que satisfacer la demanda de sus productos. Por eso no es extraño que en 1885, Albert Lévèque, hermano trapense responsable de la producción chocolatera, inscribiese la marca "Chocolats d'Aiguebelle" en el Libro de Registro de las Marcas Comerciales locales, existente en la localidad de  Montélimarcapital comarcal. 


Aspecto del taller monacal de chocolate del convento de Notre-Dame d'Aiguebelle. Se ven algunos monjes, con hábito religioso, y trabajadores laicos, realizando diversas labores en el obrador chocolatero del convento. Fotografía tomada hacia finales del s. XIX.
Imagen: Région Rhône-Alpes, Inventaire général du patrimoine culturel


En 1886, el fraile Leveque con un socio laico de apellido Boyet, formaron la compañía "Lévèque-Boyet et Cie" que explotaría la marca comercial "Chocolats d'Aiguebelle" hasta 1891, gestionando y comercializando la producción de la nueva fábrica de Notre-Dame d'Aiguebelle. A la vista de los buenos resultados económicos del negocio, en 1891 se fundó la "Société Anonyme d'Aiguebelle", empresa completamente laica pero fuertemente participada y controlada por la orden religiosa, para gestionar de forma más ágil la nueva fábrica de la "Chocolaterie d'Aiguebelle". También se comenzó la construcción de una segunda fábrica chocolatera, mayor y más moderna, en el monasterio de Donzère. 
En 1935 cierra la fábrica de chocolate de la abadía de Notre-Dame d'Aiguebelle. Entre 1941 y 1944, durante la 2ª Guerra Mundial, para compensar la falta de suministro de la metrópolis en materias primas (azúcar y cacao), se abren dos talleres en las colonias norteafricanas, uno en Argelia y otro en Marruecos. En 1944 se abre una moderna fábrica chocolatera en Casablanca, como filial en Marruecos de la empresa francesa, registrada como "Compagnie Cherifienne de Chocolaterie" o "Aiguebelle Maroc", que supone el cierre de los dos talleres norteafricanos. En 1978 cierra la fábrica matriz del monasterio de Donzère, en Francia, a partir de ese momento, solamente seguirá produciendo algunos de los productos de chocolate de la marca "Aiguebelle",  la "Compagnie Chérifienne de Chocolaterie", asentada en Marruecos, desde 1944.


Los cromos de los chocolates d'Aiguebelle


La nueva fábrica de chocolate de la abadía de Aiguebelle, multiplicó junto con la producción de diversas variedades de chocolates, la publicación de cromos educativos como reclamo comercial de sus productos, produciendo más de 6.000 ejemplares diferentes entre 1900 y 1919. 
Aquellos cromos reproducían en su anverso unas pequeñas imágenes coloristas y de gran calidad, además proporcionaban en su reverso, alguna otra información en forma de un texto breve. Estos reclamos comerciales estuvieron dedicados, principalmente, a divulgar entre los niños y los jóvenes, ciertos aspectos relacionados con muy diferentes temas: historia, arte, literatura, filosofía, religión, flora, fauna, paisaje, monumentos, geografía, deportes, geología, conchas, dinosaurios ... Si se había consumido suficiente cantidad de chocolate, se podían haber reunido muchos cromos y poseer muchas series completas,  llegando a constituir el conjunto de cromos una especie de enciclopedia abreviada.

Dada la especificidad temática de este blog, solamente trataremos sobre dos de las numerosas séries de cromos producidas por "Chocolaterie d'Aiguebelle": "Àges de la Terre" (1900) y "Les Fossiles" (1905). 


La serie «Âges de la Terre» (I)

La serie de temática geológica titulada «Âges de la Terre», es decir,  "Edades de la Tierra" estaba compuesta por 16 cromos de cartoncillo que estaban organizados cronológicamente, en un sentido semejante al actual, determinado por la secuencia temporal de la escala cronoestratigráfica internacional. Por ejemplo en Eones (Precámbrico), en Períodos (Devónico) o en Épocas (Jurásico Inferior). Pero en los viejos cromos, publicados hace hoy 118 años,  se usan nociones geológicas antiguas, como son "Edad" y "Sistema" hoy abandonadas pero que anteriormente se usaron para dividir los períodos de tiempo geológico.


El anverso de cada uno de los distintos cromos, generalmente, está ilustrado con un paisaje y una actividad industrial (cantera, mina, taller, etc.) correspondiente a la forma más habitual de explotación o de aprovechamiento de los materiales geológicos. Además de la representación de los fósiles más característicos del Sistema descrito. Mientras que en el reverso, hay una breve descripción del sistema geológico presentado y, al final, en forma de nota corta, la parte indispensable para la publicidad de los productos de la fábrica de chocolate.


El anverso del cromo nº 1 de esta serie, estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Precámbrico, de la Era Primaria. En la parte superior, un agreste paisaje costero de Bretaña, de naturaleza granítica. Debajo, el frente de explotación de una cantera de extracción de pórfido, tunelado y atravesado por un camino rural.

En la parte posterior, se indica que el Sistema Precambriano es el sistema más antiguo, que sus rocas provienen del núcleo eruptivo terrestre, por lo cual no contienen fósiles y que son muy duras. Sus representantes principales son los granitos y pórfidos que pueden verse en la región de Bretaña.


El anverso del cromo nº 2 de esta serie
estaba dedicado mostrar aspectos clave deSistema Silúrico, de la Era PrimariaEn la parte superior un grupo de 3 trilobites y un caparazón espiralado (¿goniatites?). Debajo, el frente de explotación de una cantera de extracción de pizarra, con un grupo de trabajadores faenando.

En la parte posterior, se indica que el Sistema Siluriano, sucedió al Precambriano, cuando tras el enfriamiento de la corteza terrestre, la atmosfera produjo la disgregación y sedimentación de sus materiales, para dar lugar a rocas menos compactas, como las pizarras laminadas. 
Durante el tiempo correspondiente al Sistema Siluriano aparecen las primeras manifestaciones de la vida, en la forma de los trilobites, animales semejantes a enormes "cochinillas de la humedad". No se hace mención de los goniatites...


El anverso del cromo nº 3, de esta serie, estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Devónico, de la Era Primaria. En la parte superior e inferior derecha, el frente de explotación de una cantera de extracción de mármol blanco, con un grupo de trabajadores faenando. Abajo, a la izquierda, tres tipos de fósiles devonianos, sin identificar.

En la parte posterior, se indica que durante el transcurso del tiempo correspondiente al Sistema Devoniano, la desagregación de las masas terrestres no llegaron a producir grandes mares, sino solamente lagos y lagunas. En este tiempo en los mares sedimentaron grandes capas de calizas y mármoles, visibles en la zona de las Ardenas, y que resultan ser piedras de gran utilidad.

El anverso del cromo nº 4, de esta serie,  estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Carbonifero, de la Era Primaria. En la parte superior derecha, un grupo de fósiles carboníferos: 3 ejemplares vegetales y 1 animal, no identificados. Debajo el frente de explotación de una mina de carbón mineral, del tipo denominado hulla, con dos obreros y un capataz. Arriba, a la izquierda, "el castillete" del pozo que permite el acceso, entrada y salida, hasta los diversos niveles de explotación.

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo  correspondiente al Sistema Carbonífero, la masa terrestre emergida formaba dos grandes continentes polares, separados por un gran océano ecuatorial. En los margenes continentales crecía una gran masa de vegetación que tras ser enterrada por una inundación marina, acabaría dando origen al "mineral más útil y más conocido" de todos: la hulla.

El anverso del cromo nº 5, de esta serie, estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Pérmico, de la Era Primaria. En la parte superior se muestra el frente de explotación de una cantera de extracción de arenisca roja. Debajo un grupo de 3 ejemplares fósiles característicos, sin identificación genérica. Son un pescado, un "testáceo" y un vegetal.

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo   correspondiente al Sistema Permiano, sucedido tras la terrible inundación marina de los margenes continentales cubiertos de gran vegetación, sucedida a finales del Carbonífero, sobre los terrenos carboníferos se depositaron materiales que dieron origen a las capas de margas y areniscas, como las que se ven en los alredores de Brive y que se utilizan como piedra de construcción.


El anverso del cromo nº 6, de esta serie,  estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Trásico, de la Era Secundaria. En la parte superior y en la inferior derecha, se muestran los frentes de explotación de dos canteras de extracción de piedra arenisca, situadas en la zona de los Vosgos. Entre ambas imágenes se muestran 4 ejemplares fósiles, no identificados. Son 2 reptiles, 1 crustáceo y un "testáceo" 

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo  correspondiente al Sistema Triásico, que corresponde a un periodo de transición entre las erupciones primarias y las inundaciones marinas secundarias. Por este motivo este terreno encierra minas de sal gema, capas de arcillas varioladas y de areniscas compactas, indicadores de deposición lenta. Los fósiles que se encuentran son conchas pequeñas y esqueletos de pequeños reptiles...

El anverso del cromo nº 7, de la serie,  estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Jurásico  inferior, de la Era Secundaria. En la parte superior muestra un grupo de 3 fósiles, no identificados. Parece tratarse de un ammonoideo, un pescado y un ictiosaurio. Debajo se muestra un taller de alfarería en una fábrica de loza de Bayeux, donde 3 operarios están faenando.  

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo  correspondiente al Sistema Jurásico  inferior, se produjeron importantes inundaciones marinas de los margenes de los continentes polares y la total  inmersión de los continentes ecuatoriales. Los fósiles de ammonites aparecen en abundancia, en los depósitos de arcillas finas de Bayeux.

El anverso del cromo nº 8, de la serie, estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Jurásico medio, de la Era Secundaria. En la parte superior se muestra el frente de explotación de una cantera de extracción de bloques de piedra caliza para construcción, con diversos obreros faenando. Langrune-sur-Mer (Normandía)
Debajo, un grupo de 4 fósiles, no identificados, de los que suele contener este tipo de caliza marina. Arriba un "belemnites", en medio un minúsculo equinoideo y debajo un "ammonites" y una "terebratula"

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo  correspondiente al Sistema  Jurásico medio, los materiales que constituyen este terreno, se depositaron en zonas marinas de sedimentación lenta, en los márgenes de los continentes. Donde se consolidaron para dar lugar a depósitos de margas, arcillas y calizas margosas, piedras blandas usadas en construcción.



El anverso del cromo nº 9, de esta serie estaba dedicado a mostrar aspectos clave del Sistema Jurásico superior, de la Era Secundaria. En la parte superior se muestra a dos albañiles, sobre un andamio, preparando y utilizando mortero de cemento, en la construcción de una bóveda. Debajo se ve un grupo de 4 fósiles, no identificados, de los que solían contener las calizas cementeras. Parece tratarse de un reptil marino, un dinosaurio y dos conchas de gasterópodos marinos.

En la parte posterior, se indica que durante el tiempo correspondiente al Sistema  Jurásico superior, algunas zonas de los continentes empiezan a elevarse lentamente. Dando lugar a la formación de grandes acantilados, casi todos en dirección norte-sur, que empiezsn a dibujar el contorno actual de los continentes del hemisferio norte. Muchos de esos acantilados esta formados por calizas cementeras, como las de Portland


Nota reflexiva

Bastantes de las afirmaciones que se hacían, hace 118 años, en los textos de estos cromos de divulgación geológica y paleontológica, publicados con fines educativos, han sido superadas, corregidas y olvidadas. Gracias al beneficioso efecto regenerador que sobre el conocimiento científico de la naturaleza geológica, ejercen la investigación de nuevos aspectos, nunca antes estudiados, la revisión, el debate y la demostración de las ideas individuales o colectivas, aparentemente correctas y temporalmente consolidadas.


Continuará