miércoles, 15 de abril de 2015

“Huevos de serpiente y lenguas de dragón” (22) (Schlangeneier und Drachenzungen: Fossilien in Volksmedizin und Abwehrzauber )

Fósiles usados por la medicina popular y la magia defensiva, antes de 1950, en Austria y algunas zonas limítrofes, de países vecinos (Continuación, 20ª parte) 

El Dr. Julius Georg FRIEBE, del Museo de la Naturaleza del Estado Federal de Vorarlberg (Vorarlberger Naturschau), en Dornbirn (Austria), es el autor del texto original, en alemán, que apareció en la primera edición de la guía de la exposición “Schlangeneier und Drachenzungen. Fossilien in Volksmedizin und Abwehrzauber” publicada en 1995.

Heraclio ASTUDILLO-POMBO, profesor 
del Dept. de Medi Ambient i Ciències del Sòl, de la Universitat de Lleida, ha realizado la traducción, y adaptación, al español, del texto original, alemán. Así mismo ha realizado la elección de todas las imágenes ilustrativas, la redacción de los comentarios explicativos, la selección de los diversos enlaces que vinculan el texto con documentos relacionados, consultables en Internet. También es el autor de las notas explicativas que amplían el texto original y clarifican su contenido. 



Creencias y prácticas populares relacionadas con algunos tipos de fósiles, considerados como “piedras curativas” (Heilsteine) o “piedras protectoras” (Schutzsteine) (Continuación, 17ª parte)


Las “piedras de estrellas” o "p. estrelladas" ("Sternensteine" o "Sternsteine


Se denominó “piedra de estrellas” ("Sternstein", "Sternenstein") a los fragmentos de algunos tipos de corales fósiles y a los de algunas calizas coralinas que los contenían, debido al característico aspecto estrellado de sus superficies o de ciertas secciones.. 
El nombre culto “corales estrellados”, en alemán "Sternkorallen", que se les dio hace tres siglos a ciertos tipos de corales coloniales, fósiles o vivientes,  se ha mantenido en uso hasta nuestros días, para referirse a ellos. 


Superficie de un coral fósil, del tipo estrellado, poco desgastada por la erosión, vista de cerca. A gran aumento se aprecian los cálices individuales de cada pólipo, con sus respectivos tabiques divisores. Cada uno de ellos se asemeja a una pequeña estrella radiante y el conjunto un firmamento estrellado.
Imagen: Journal of Systematic Palaeontology

En las zonas alpinas del Tirol y de Salzburgo, en Austria, (1) hasta hace muy pocos años, se usaron como amuleto trozos del llamado “coral estrellado”, a los que se llamaba piedra de estrellas” ("Sternenstein", "Sternstein") que procedían de una caliza cretácica, muy fosilífera, de la zona de GosauCon aquellos fragmentos de "piedra estrellada" se confeccionaba un tipo de amuleto denominado "Verschreiherz", que en este caso se podría traducir como "corazón de infamantes" (2). 


Amuleto del tipo denominado "Verschreiherz", realizado en el siglo XVIII-XIX, con un fragmento acorazonado de coral fósil del género Astraea, montado en marco de plata con asa. El ejemplar forma parte de los fondos de las colecciones etnográficas del Universalmuseum Joanneum de Graz (Austria)
Imagen: recortada de una captura de pantalla en la web del  Landesmuseum Joanneum, 

Hasta mediados del siglo XX, se creía, ingenuamente, que si se llevaba este amuletocolgando del cuello, sería capaz de atraer hacia la persona portadora, la buena suerte, el éxito y la felicidad, al conseguir neutralizar todo aquellos malos propósitos de otras personas que pudieran oponerse para conseguir los fines deseados. 
Se suponía, buenamente, que aquel amuleto "lleno de estrellas" era capaz de influir, muy positivamente y favorablemente, sobre los malos instintos e inhumanos sentimientos, que pudieran estar albergados en el corazón de las malas personas con las que su portador  pudiera relacionarse. 

Grabado de Andrea Alciato, representando el pecado de la Envidia, mediante una mujer vieja, reseca que avanza apoyandose en una vara, manteniendo su corazón apretado dentro de su puño y de cuya boca sale una víbora. Pertenece a la colección de representaciones emblemáticas, del citado autor, denominada Emblemata (1584) 
Imagen: Emblems 

Se creía que el poder del amuleto residía en las numerosas "buenas estrellas" que contenía, cuya virtud mágica era capaz de evitar que apareciera ciertos sentimientos negativos como el de envidia o el de rencor, en los corazones de las personas que se hallaban situadas en su alrededor. 


Canto rodado de caliza coralina del tipo estrellado, del  Cretácico superior, hallada en el lecho de un rio. Ejemplar procedente del lugar llamado Schneckenwand, en la localidad austriaca de Rußbach. Este material en bruto era una de las materias primas utilizadas por los artesanos. Fotografía de Rudolf Putz Golling
Imagen: Fossilien Österreichs. Austria-Forum

Los trozos de coral fósil desprendidos de forma natural de la matriz caliza que eran encontrados sueltos o los fragmentos de caliza coralina, arrancados de la roca madre, primeramente, eran tallados en forma, más o menos, acorazonada. Luego eran pulidos, abrillantados y finalmente se engarzados en una montura de plata, dotada con un asa, para poderlos llevar suspendidos del cuello, mediante un cadenilla del mismo metal, un cordón o una cinta, para que pudieran ejercer su función defensiva. (3)


Grabado extraído de un libro publicado a principios del siglo XX, representando uno de los tradicionales amuletos acorazonados, llamados "Verschreiherz"  usados en las regiones alpinas, austriacas y bávaras. Realizados con un fragmento de coral estrellado, del género "Astraea", actualmente denominado Holocoenia, obsérvese la semejanza con el ejemplar de la fotografía de la fig. 2.
Imagen extraída del libro Etnografía de los Alpes bávaros y austriacos, de Marie Andree-Eysn, publicado en 1910

Se daba por sentado que, entre otras virtudes protectoras, estas  maravillosas  piedras estrelladas, podrían evitar que aparecieran infundios y que se difundieran rumores difamantes relacionados con su portador. Evitaban que se pusieran en duda la honorabilidad de la persona y que en consecuencia pudiese rebajarse su estatus social, peligrase el éxito de sus proyectos de ascenso social o el crédito que avalaba sus negocios económicos. 


También se creía que evitaban que aparecieran sentimientos de rencor en las personas ofendidas y por lo tanto que lanzaran, secretamente, maldiciones, causantes de desgracia sobre su feliz y triunfante portador

Individuo de aspecto poco amistoso que parece lanzar una acusación, un insulto o, tal vez, una destructiva maldición contra el sorprendido observador que desconoce las causas que le han hecho ser el destinatario de su carga de temible rencor
Imagen: Noisey

Incluso se llegó a creer que la piedra de estrellas” ("Sternstein","Sternenstein") que constituía el "Verschreiherz", siempre que se transportara encima o se mantuviera cerca de su propietario, era capaz de proporcionarle total inmunidad, mágicamente, contra todos los intentos de embrujamiento, dirigidos contra su persona, promovidos por sus enemigos, envidiosos de su éxito o rencorosos por sus ofensas.


Grabado en madera del siglo 17,  representando a una bruja y a un brujo, realizando rituales de magia negra para alterar negativamente la meteorología. La bruja ha conseguido enviar a pique una nave con su carga y tripulación, mientras que el brujo ha causado una sequía que destruye cosechas y ganado. Este tipo de creencias se puso de manifiesto en los procesos, de la época, contra la brujería. 
Imagen: La caza a las brujas en Graz (Austria)




Notas complementarias del traductor

(1) Este mismo tipo de amuleto, con finalidades mágicas semejantes, también se usó en las zonas alpinas del sur de Alemania.

(2) Este mismo tipo de amuleto, con finalidades mágicas semejantes, también se elaboró con cristal de roca, serpentina o malaquita. El coral estrellado fósil, en forma de corazón, compartió con los minerales alpinos citados, no sólo algunas de las mismas funciones mágicas sino que también compartió los nombres populares otorgados, en difrentes localidades. Tanto en Austria como en Baviera, también fue conocido como "Schreckstein" o "Schrecksteindln" (piedra del terror) o "Krätzenstein" (piedra de la sarna)

Aspecto de una "Tschatschkette", formada con 8 amuletos con diferentes finalidades mágico-defensivas, por sus componentes, se supone que perteneció a un hombre adulto. Se puede observar, en el lado izquierdo la presencia de un corazón de coral estrellado. Foto de Matthias Wimler, del Landesmuseum Joanneum,
Imagen: Superstición: El Mundos de los objetos de lo irracional

(3) También formaron parte de unas "sartas" de amuletos, denominadas "Fraisenkette", en Baviera y en Austria "Tschatschkette", es decir, "sarta o cadena de baratijas" que podían contener desde unos pocos amuletos, hasta más de una docena. Se suponía que tal conjunto de objetos mágicos era capaz de proteger a su propietario contra multitud de peligros, como podían ser enfermedades y accidentes, causados por el mal de ojo y las maldiciones de los enemigos y por la proximidad de los malos espíritus.


Cuadro-expositor mostrando una veintena de amuletos que, originalmente, iban todos ellos ensartados en la misma cinta, formando parte de una ristra de amuletos de diversos tipos con diversos fines, llamadas "Fraisenkette" o "Tschatschkette".  Estos conjuntos polivalentes mágicos fueron muy  usados en Austria entre 1750 y 1890, para protegerse contra diferentes peligros y para atraer la felicidad. 
Entre todos ellos, se pueden distinguir, al menos, dos componentes de naturaleza fósil: en la parte inferior izquierda, uno de forma acorazonada, constituido por coral estrellado fósil un "Verschreiherz" ("corazón de infamias") y, un poco más arriba, en la fila inmediata superior y a su derecha, otro de forma triangular, consistente en un diente fósil de tiburón "Natternzungen" ("lengua de víbora")
Pueden distinguirse hasta cinco amuletos de forma acorazonada, de los cuales, tres son de naturaleza mineral y uno de ellos fósil. Collección Hulton, 
ImagenGetty Images-imagno 


No hay comentarios:

Publicar un comentario