domingo, 4 de febrero de 2018

Folclore paleontológico italiano (7)

Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida


Fósiles relacionados con algunas tradiciones populares sanpaulinas, en Italia (7)


Antigua publicidad impresa anunciando las virtudes y usos de unos imaginarios ojos y lenguas de serpientes, petrificadas por san Pablo en la isla de Malta



Introducción:

Durante los siglos XV, XVI, XVII y buena parte del XVIII se extendió por toda Italia y a través de ella a buena parte de sur y centro de Europa, el uso y consumo de 3 tipos de objetos muy característicos, procedentes de la isla de Malta. La principal novedad fue que tenían un nuevo nombre, en italiano, y que estaban relacionados con el culto a los poderes antivenenosos de san Pablo Apóstol, esos nuevos productos malteses eran la "Piedra de san Pablo", las "Lenguas" de piedra y los "Ojos de Serpientes" de piedra. Estos tres tipos de objetos de efectos supuestamente milagrosos, llegaron a ser muy populares en su tiempo en toda Italia y fueron comercializados y usados masivamente, como preventivo o aplicados como paliativo en los casos de envenenamientos de origen muy diverso. Pero el ámbito donde su uso llegó a tener una mayor aceptación, fue en los casos relacionados con las picaduras y mordeduras ponzoñosas, causadas por ciertos tipos de animales que eran comunes en el territorio rural y que por esta misma razón ocasionaban, con cierta frecuencia, daños más o menos graves a las personas que vivían y trabajaban en el campo (1).


Mitad inferior de la Lámina: XII, con grabados de Agostino Scilla, para su libro "La vana speculazione disingannata dal senso"(1670). 
La Fig. II. Piedra de Malta con un estuche calcáreo adherido, del que queremos decir que se trata del caparazón de un gusano marino, llamado por el vulgo ‘Serpe petrificato
Fig. III. Estuches de gusanos marinos que en una gran cantidad y con 
 formas  estravagantísimas, están adheridos en las rocas, bajo el mar, en el puerto de Messina.
Imagen: La vana speculazione disingannata dal senso

En la popularización y masificación del uso de estos tres tipos de objetos mágico-milagrosos, supuestamente procedentes de la isla de Malta, además de la circulación de la leyenda que narraba la petrificación milagrosa de muchas serpientes venenosas de la isla de Malta, también jugaron un importante papel, la circulación de unas hojas de papel impresas que se distribuían entre los potenciales clientes, ya fuese en el interior de las farmacias o en las plazas públicas con ocasión de mercados y ferias. En ellas se enumeraban las virtudes milagrosas, los usos más convenientes y las diferentes formas de aplicación más recomendables. Ilusionados con tales informaciones tan favorables a sus necesidades y preocupaciones, las gentes sencillas se dejaban embaucar y soltaban su dinero confiando en futuros prodigios de aquellas reliquias maltesas de san Pablo.



"Piedra de san Pablo"

El primer tipo de estos objetos milagrosos, usados con finalidades preventivas y curativas, era la denominada "Piedra de san Pablo", eran pequeños fragmentos pétreos, de un tipo de roca caliza blanda de color blanco y de tonalidad cenicienta. Este material pétreo con capacidades curativas prodigiosas, había sido extraída supuestamente del interior de "la cueva de san Pablo" de Malta. Una cavidad semisubterránea, donde la tradición sanpaulina maltesa sostenía que el Apóstol S. Pablo estuvo refugiado de las inclemencias meteorológicas, durante un cierto tiempo, tras el naufragio que sufrió el barco que lo llevaba Roma para ser juzgado, antes de que fuese acogido en su casa por algunos isleños principales, conversos al cristianismo por sus milagros. 
Aquella clase de piedra maravillosa era denominada "Piedra de san Pablo" ("Pietra di San Paolo") y de ella se extraían sus raspaduras que eran usadas como remedio curativo o preventivo. Posteriormente se substituyó el primitivo material, un fragmento de piedra en bruto, por una alternativa más fácil de usar y de apariencia más profesional la "Tierra de san Pablo". Después de haber molido la piedra se obtenía un polvo fino que luego era compactado mediante prensado y aglutinado en húmedo, dándole al final del proceso de moldeo formas diversas: pequeñas pastillas o comprimidos, tabletas, grandes bloques e incluso en forma de serpiente enroscada en espiral. A este nuevo material obtenido por molido  de la roca se le llamaba "Terra di San Paolo" o "Gracia di San Paolo" e iba identificada con unas marcas o figuras en relieve, muy características y exclusivas de cada fabricante, eran estampadas con la finalidad de evitar las falsificaciones más groseras, por este motivo también se le asignaba a esta clase de "tierra" el nombre de "Terra Sigillata Melitensis" o "Terra Sigillata Sancti Pauli".


Dibujo, representando el aspecto externo de una pastilla de "terra sigillata melitense", de 25 mm. de diámetro y de un dracma de peso, ilustración aparecida en 1655, en la página 7 del Museo de Olaus Worm. 
Este tipo de pastillas de  "medicamento", también fueron usadas como amuletos, supuestamente con efecto protector contra mordeduras y picadiras de animales venenosos y contra la ingestión de venenos. Al prensar la masa de polvo calizo aglutinado que constituía la tableta, en la parte anterior se había impreso en bajo relieve la figura de un busto humano que representa a san Pablo Apóstol sosteniendo un bastón en el que aparece enroscada una serpiente, recuerda bastante a Esculapio. En la parte posterior de la pastilla de "terra sigillata"aparece impresa la cruz de la Orden de Malta.
Imagen: recorte de pantalla en "
Museum Wormianum, seu, Historia rerum rariorum



Las "lenguas de san Pablo" y las "lenguas de serpientes" petrificadas

El segundo tipo de objetos maravillosos de procedencia maltesa y vinculados al culto sanpaulino, lo constituían los dientes fósiles de diversos géneros de tiburones, a los que por su forma triangular estrecha, aguda por un extremo y ahorquillada por el otro fueron interpretados como las lenguas petrificadas de las serpientes venenosas que san Pablo maldijo, cuando una de ellas le mordió en la mano. Se les denominaba popularmente "lenguas de san Pablo" ("lingue San Paolo"), a las de mayor tamaño, y "lenguas de serpientes" ("lingue di serpenti") a las de menor tamaño.


Dientes fósiles de diversos géneros de tiburones, representados en una ilustración de la página 334 del libro titulado "Metallotheca Vaticana", de Michael Mercati, que recogía una descripción de las colecciones geológicas del Papa Clemente XI y fue publicado en Roma en 1717.
Aparecen agrupados bajo el título de "Glossopetrae minores" aludiendo a su forma de piedras en forma de lenguas y a su tamaño reducido o moderado, en contraposición a las denominadas "Glossopetrae maiores" que incluían los dientes fósiles de los tiburones de mayor tamaño, como los del Cacharocles megalodon. Durante los tres siglos anteriores, a las que, supuestamente, procedían de la isla de Malta, se las conocìa como "lenguas de san Pablo" ("lingue San Paolo"), a las de mayor tamaño, y "lenguas de serpientes" ("lingue di serpenti") a las de menor tamaño.

Imagen: "Metallotheca Vaticana"




Los "Ojos de Serpientes" petrificadas

El tercer tipo de objetos maravillosos de procedencia maltesa y vinculados al culto sanpaulino, lo constituían los dientes fósiles de un género de peces denominado Lepidotes, a los que por su forma cupuliforme y su coloración se interpretaron como los ojos petrificados de las serpientes venenosas que san Pablo maldijo cuando una de ellas le mordió en la mano. Se les denominaba popularmente "ojos de serpientes" ("occhi di serpenti") petrficadas.


Decenas de ejemplares de dientes palatales fósiles de peces osteictios del género  Lepidotes, en este caso particular, recolectados en sedimentos marinos mesozoicos del Reino Unido, reunidos en la exposición del Museo Escocés de Historia Natural. En el Reino Unido, desde la antigüedad, este tipo de fósiles, eran conocidos popularmente como "toadstones", es decir, "piedras de sapo", pero en el sur y centro de Europa, desde finales de la Edad Media y durante el Renacimiento, fueron conocidos como "ojos de serpientes" ("occhi di serpenti"), supuestamente pertenecían a las serpientes petrificadas por san Pablo en Malta.



Uso de un sistema publicitario moderno para la difusión y propaganda de estos tres famosos producto de importación, procedentes de la isla de Malta


Como forma de difundir y publicitar las excelentes virtudes salutíferas de su mercancía, los boticarios afincados y los charlatanes ambulantes, hicieron imprimir en hojas de papel las virtudes de los productos que ofrecían. Luego se repartían esas hojas impresas por los mercados y plazas muy frecuentadas para captar la atención de los ignorantes y atraer el dinero de los clientes potenciales, ilusionados en poder disponer de unos preventivos y remedios tan prodigiosos contra venenos y animales venenosos, por el hecho de ser el resultado de un milagro realizado por san Pablo.

A continuación se transcribirá la traducción castellana del texto original escrito en italiano que aparece impreso en una hoja de papel del tipo denominado "hoja volante" o "hoja de mano" titulada: "Virtudes de la piedra de San Pablo y de las Lenguas y Ojos de Serpientes de piedra que se encuentra en la isla de Malta", impresa en Ferrara por el impresor Maresti. Aparece sin fecha de impresión, pero debió ser publicada durante la segunda mitad del siglo XVII, pues el impresor Maresti, se manestuvo activo desde 1654 hasta 1675. En esa hoja propagandística se ensalzaban las virtudes preventivas y curativas de la "tierra de san Pablo" y de las "Lenguas" y "Ojos de serpientes" de piedra. Además se informaba de las diferentes aplicaciones posibles y de las formas de usos más convenientes. Según la opinión de alguna fuente experta, el texto sería una reproducción de otro más antiguo, texto originalmente publicado por D. Vittorino Maffei, en Messina, en 1714.

Seguramente el trabajo de la imprenta Maresti de Ferrara se hizo para cumplir el encargo de algún comerciante, ya fuese un boticario fijo o "charlatán" ambulante por ferias y mercados. Se debió usar con fines propagandísticos, durante la segunda mitad del siglo XVII, superado ampliamente el Medievo y el Renacimiento, puesto que se describían y se magnificaban las muchas y variadas virtudes imaginarias de la tierra y de los fósiles malteses relacionados con el culto y los milagros de san Pablo Apóstol en la isla de Malta.




 "Virtudes de la piedra de San Pablo y de las Lenguas y Ojos de Serpientes de piedra que se encuentra en la isla de Malta"


"Esta Tierra llamada Piedra de San Pablo  se encuentra en la nobilísima isla de Malta, en la Cueva de San Pablo, situada a ocho millas de la Città Nova, es de color blanco: y se modelan con ella Imágenes, medallas, copas, jarras, y otras cosas.
Las Lenguas [de serpientes] son de color ceniciento, y los Ojos de serpientes, de piedra son de color anaranjado, se encuentran por toda la isla, todas son de esa tal naturaleza y así es como se formaron, representan el grandísmo milagro realizado por Glorioso Apóstol san Pablo, cuando estuvo predicando durante tres meses en la mencionada isla, y convirtió a la fe de Cristo a sus habitantes, y despojó del veneno a todas las serpientes, que había entonces, dejando de ser agresivas y desarmadas para atacar, quedando sus lenguas y ojos como hechos de piedra, privilegiando conjuntamente, a la Tierra y a las Piedras mencionadas, con muchas virtudes y gracias.
Las virtudes de la Piedra [de san Pablo], de los Ojos, y de las Lenguas [de serpientes] mencionadas, son maravillosas, porque valen contra todo tipo de venenos, y mordedura de animales venenosos, no sólo para preservarse de esos accidentes, sino que además son un remedio efectivo, después de alguien hubiese tomado veneno, o hubiera sido mordido por algún animal venenoso."


Aspecto del panfleto coronado con la figura de la cruz de la Orden de Malta, titulado: Virtud de la Piedra de S. Pablo y de las lenguas y ojos de serpientes petrificados los cuales se encuentran en la isla de Malta
Se trata de una "hoja volante" en la que dentro del espacio delimitado por la cenefa marginal se anunciaba las virtudes terapéuticas y preventivas de determinados fósiles de la isla de Malta.  Colección privada.
Imagen:  Tra bambini e acque sporche.


"Inexpertos todavía en muchas enfermedades, como de continuo se ven muchos casos en la isla de Malta, y en otras partes, de acuerdo con la devoción particular de sus usuarios, las tratan con [la Piedra de san Pablo, las Lenguas y los Ojos de serpientes] dotados de muchas gracias por S. D. M., después de haberse encomendado devotamente al Señor Dios, y al mencionado Apóstol San Pablo, con la intercesión del cual fueron transformadas.
La manera de usarlos es la siguiente, cuando se trata de los mencionados Ojos de serpientes, por lo general se incrustan a modo de gemas en unos pequeños anillos, en los que están puestos de tal modo que toquen la carne. Cuando lo que se usa son las Lenguas entonces se llevan colgando del cuello o del brazo.  
Se puede beber el agua, el vino o el licor, en el que se haya raspado un poco de esa Piedra blanca. O en los que hubiese estado infundido por un corto tiempo uno de esos Ojos, o Lenguas petrificadas.
También se puede beber el agua o el vino que haya permanecido dentro de unas vasijas hechas con esta clase de Piedra.

Y, sobre todo hay que asegurarse de que, la Piedra, y todas las otras cosas mencionadas sean verdaderas y auténticas, no falsificadas, que hayan sido llevados desde dicha Isla de Malta por alguna persona de total confianza" [Y mejor aún, si van acompañadas con los debidos documentos que certifican la autenticidad de su origen y naturaleza]



Conclusión:


La mayoría de las hojas volantes que publicitaban las virtudes y usos de los famosos tres remedios mágico-religiosos procedentes de la isla de Malta, se imprimieron en esa misma isla de Malta. Son conocidos ejemplares de los impresos en Malta conservados de las impresiones de 1643, 1646, 1654 y otro no datado de la Ferrara maltesa. También se imprimieron este tipo de prospectos propagandisticos en Sicilia: en Palermo, n.d.; Messina, n.d.; Messina  n.d. y otro, n.d.]. De Italia continental se conservan ejemplares de este tipo de prospectos propagandísticos, correspondientes a dos impresiones romanas. El más antiguo data del año 1630 y es el primero de su especie que se conoce, fue publicado en Roma por el impresor Giacomo Mascardi, mientras que el segundo prospecto romano, es más moderno pues data de 1768 y el último que se imprimió de su especie que se sepa
Generalmente estas hojas volantes medían 215 x 135 mm, pero también se publicaron otras un poco más grandes que miden 243 x 170 mm. 
Generalmente los textos de estos prospectos se escribieron en italiano y llevaban el título de "Virtu della Pietra di San Paolo, Lingue et Occhi di Serpe pretiosi che si trovano nell 'lsola di Malta", o alguna otra pequeña variante del mismo.
También se escribieron en francés y llevaban el título de "Les virtus de la Pierre de Saint Paul & des Langues & Yeux  de Serpent qu'on trouve dans l'Isle de Malte, o alguna otra pequeña variante del mismo. No se han hallado prospectos impresos en ningún otro idioma, ni siquiera en lengua maltesa, esto quizás indicaría dónde estaban concentrados  la mayoría de los consumidores de estos productos: Francia e Italia, pero se sabe que eran conocidos y usados en el resto de Europa.
En algunos libros antiguos, impresos durante los siglos XVII a XVIII, también se han hallado recogidas las traducciones al alemán o al latín del contenido italiano o francés de los prospectos mencionados con títulos como “Vires Lapidis S. Pauli, Linguarum item, oculorum Serpentum pretiosorum, qui in Insula Melita reperiuntur” o alguna otra pequeña variante del mismo




Notas:

(1) Si se quiere conocer el alcance de la implicación mágico-religiosa de los fósiles, con el fenómeno italiano del culto al patronazgo antiofídico y antivenenoso de san Pablo Apóstol, en profundidad, es recomendable consultar los 6 posts publicados anteriormente:

1- Una bolsita de curandero "sanpaolaro" con un contenido problemático (1ª parte)
2- Una bolsita de curandero "sanpaolaro" con un contenido problemático (2ª parte)
3- Restos fósiles de animales marinos, en la exposición de amuletos italianos, integrantes de la colección de Giuseppe Bellucci 
4- Muestra de algunos objetos mágico-religiosos relacionados con el patrocinio antiofídico de San Pablo apóstol, usados en la región de Perugia. Colección "Giuseppe Bellucci" del Museo Arqueológico Nacional de Umbría 
5- De cómo las viejas piedras-lenguas o glosopetras de Europa, al final de la Edad Media, fueron substituidas por las lenguas de san Pablo y las lenguas de serpientes de Malta
6- De cómo las viejas "piedras de sapo" ("pietre di rospo") de Europa, fueron substituidas por los "ojos de serpiente" ("occhi di serpente") procedentes de Malta, hacia el final de la Edad Media 



Fuentes:

- Baronti, Giancarlo. 2008. Tra bambini e acque sporche. Immersioni nella collezione di amuleti di Giuseppe Bellucci. Morlacchi Editore, Perugia.
- Montinaro, Brizio. 1984. San Paolo a Malta. Tradicione Paoline. 
Rivista Apulia, I-84. Banca Popolare Pugliese. Matino.
- Savona-Ventura, Charles. 2010. Virtu della Pietra di S. Paolo. Commentary. Grand Priory of the Maltese Islands. The Military and Hospitaler Order of Saint Lazarus of Jerusalem. Malta, 
- Stilon, Alfredo. 1926. "Alcuni nostri amuleti" (Letta nella tornata del 6 maggio).  Società Stórico- Scientífica Maltese. Archivum Melitense. p. 94-103
- Worm, Ole. 1655. Museum Wormianum, seu, Historia rerum rariorum: tam naturalium, quam artificialium, tam domesticarum, quam exoticarum, quae Hafniae Danorum in aedibus authoris servantur. Leiden. Holanda. Imp. Iohannem Elsevirium.
- Zammit-Maempel, George. 1978. Handbills extolling the virtues of fossil sharks’ teeth. Melita Historica 1978; 7(3): p. 211-224


No hay comentarios:

Publicar un comentario